Un blog dedicado a mi hijo...


martes, 16 de octubre de 2018

CORAZÓN DE PAN SIN GLUTEN (Paso a Paso)

Pronto no quedarán días en el calendario para dedicarlo a la celebración de una causa, un hecho, un motivo, un algo... Y es que cada día nos sorprende más la originalidad de los llamados "Días de..."

En cualquier caso y ante tan creciente demanda de un "Día de" en el calendario, podemos estar tranquilos, porque la mayoría de las cosas importantes de la vida ya tienen reservado un Día específico para conmemorarlas: el día de la Tierra, del Agua, de la Mujer, del Niño, de la Familia, de los Derechos Humanos, de la Amistad, de la Alimentación, de la Salud, del Libro, del Docente, de La Paz, de la Justicia Social, de la Felicidad, de la Sonrisa... y también del Pan.

La humanidad y sus diversas culturas a lo largo de los siglos siempre estarán en deuda con este alimento milenario. Un corazón de Pan Sin Gluten, ¿se os ocurre un símbolo mejor para conmemorar esta celebración?

Happy World Bread Day!




Ingredientes:
  • 300 g de masa vieja*
  • 770 g de Mix B Schär
  • 150 g de Preparado panificable Belbake
  • 100 g de harina de trigo sarraceno (Alforfón)
  • 30 g de harina de garbanzos
  • 30 g de harina de arroz integral
  • 860 g de agua
  • Chorrito de sirope de Agave
  • 1 cucharadita y media de sal
  • 1 cucharadita pequeña de levadura postres
  • 1 chorrito de vinagre de arroz
  • 85 g de aceite de oliva virgen extra
  • 2 g de levadura seca de panadería





Procedimiento:
  1. Para hacer nuestro pan con masa vieja, lo primero que tenemos que hacer es sacarla del frigorífico y ponerla a temperatura ambiente durante una hora, para reactivarla.
  2. Ya tenemos la M.V. lista para usarla en la receta. En el bol de la amasadora, vertemos el agua (yo la pongo a temperatura ambiente), la masa vieja, el aceite de oliva virgen extra, las harinas tamizadas, a un lado del bol añadimos la sal, el vinagre y la levadura de postres, al lado opuesto colocamos el sirope de agave y la levadura seca de pan. Amasamos con el gancho colocado en la amasadora durante unos 15 min. a velocidad alta.
  3. *Sacamos una porción de la masa, la guardamos en un recipiente cerrado y la metemos en el frigorífico hasta la próxima horneada de pan. (Esta sería nuestra Masa Vieja).
  4. El resto de masa, la metemos en un bol grande untado de aceite de oliva, tapamos con film (yo uso gorro de ducha) y guardamos en el frigorífico de un día para otro.
  5. Al día siguiente, sacamos la masa del frigorífico y dejamos atemperar durante 1 hora a temperatura ambiente.
  6. Formamos las piezas, en la mesa de trabajo espolvoreada con harina. 
  7. Colocamos las piezas en la bandeja del horno con papel de hornear. Tapamos con un trapo limpio (Yo tapo las piezas con bolsas de congelación abiertas a la mitad). 
  8. Dejamos levar durante 20-25 min. hasta que doble el volumen.
  9. Mientras levan las piezas, precalentamos el horno a 220ºC arriba y abajo con un recipiente de metal en la base del horno.
  10. Quitamos el trapo, hacemos los cortes a las piezas y metemos en el horno, vertemos un vaso de agua en el recipiente de metal y ponemos el horno con calor SOLO ABAJO durante 15 min.
  11. Sacamos el recipiente de metal, PONEMOS CALOR ARRIBA Y ABAJO , bajamos la temperatura del horno a 200ºC arriba y abajo durante 20-25 min. más 
  12. Dejar enfriar en rejilla.






lunes, 1 de octubre de 2018

GALLETAS RELLENAS DE NUECES (HAMANTASCHEN) SIN GLUTEN

Aunque no lo parezca, aunque las temperaturas del verano sigan ancladas a nuestras vidas, aunque el termómetro siga sin descender, sí, ya es otoño, al menos eso es lo que dice el calendario.

Es tiempo para los frutos secos, momento de redirigir nuestros Deseos sin Gluten hacia productos estacionales, hacia los ingredientes que da la tierra en esta preciosa estación de colores tostados y ocres.
Hace poco descubrí en un libro de cocina internacional las orejas de Hamán, una receta judía de larga tradición. Tenía que crear nuestra versión sin gluten. Picado de nueces bañadas en sirope de agave con ralladura de naranja atrapadas por una masa... Sabía que esa combinación, que ha traspasado siglos y culturas, no podía decepcionar a nadie... Y no me equivocaba.




Ingredientes:

* Para la masa:

  • 100 g de mantequilla
  • 200 g de Mix C Schär
  • 80 g de harina de arroz
  • 50 g de azúcar moreno
  • 1 naranja
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado
  • 7 g de levadura postres
  • 1 huevo
  • Pizca de sal
* Para el relleno:
  • 100 g de nueces peladas
  • 2 cucharadas soperas de sirope de ágave



Procedimiento:
  1. Rallamos la piel de la naranja y exprimir el zumo de una mitad. Apartamos
  2. En una sartén pequeña, derretimos la mantequilla a fuego muy suave. (sin llegar a calentar)
  3. En un bol amplio, ponemos las harinas, la levadura, sal, azúcar moreno y azúcar vainillado y la mitad de la ralladura de la naranja. Mezclamos bien y hacemos un hueco en el centro.
  4. Incorporamos el huevo en el centro y añadir sin dejar de remover, la mantequilla fundida y el zumo de naranja que tenemos reservado. Amasar hasta conseguir una masa lisa y homogénea. (Añadir un poco de más harina si fuese necesario, debe ser una masa manejable) Dejamos reposar tapada en el frigorífico 1 hora.
  5. Precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo.
  6. Mientras preparamos el relleno: machacamos las nueces en un mortero. Mezclamos en un recipiente con el sirope y el resto de la ralladura de naranja.
  7. Estiramos la masa en la mesa de trabajo con rodillo entre dos papeles de hornear para que sea más fácil manejarla.
  8. Forramos una bandeja de horno con papel de hornear.
  9. Con un aro de emplatar o cortador de galletas, sacamos círculos de masa, colocamos una cucharadita de relleno en el centro y doblamos para que formen tres picos. Así con toda la masa.
  10. Colocamos nuestras galletas en la bandeja del horno y dejamos cocer durante 15 min. o hasta que estén dorados.


* Nota: Podemos pintarlos con huevo batido o con un poco de nata mezclada con una cucharadita de azúcar.








miércoles, 5 de septiembre de 2018

TARTA DE CHOCOLATE Y AGUACATE SIN HUEVO, SIN LÁCTEOS Y SIN GLUTEN

Septiembre, todo empieza en septiembre… para mi es como un segundo “Año Nuevo”, porque aunque el calor todavía no nos haya abandonado y el verano se resista a marcharse, septiembre significa vuelta a empezar… Terminan las vacaciones y comienza el cole, el trabajo y todas las actividades aplazadas, la actividad política y las nuevas parrillas de televisión, y es que en septiembre la vida nos recuerda que, nos guste o no, hay que volver a la realidad.

En este blog también cerramos temporada, la de los helados, y empezamos nueva andadura con el objetivo de siempre, seguir concediéndonos Deseos Sin Gluten que nos alegren la existencia ;-)

Empezamos temporada con algo muy original, uno de esos postres que hoy podrían encuadrarse en la creciente tendencia del “Healthy food”. Aguacate y chocolate son la base de esta tarta de cremosa textura que no deja indiferente a nadie, una deliciosa bomba para los sentidos cargada de una buena dosis de antioxidantes y ácidos grasos omega 3… ya sabéis, repostería de la que puedes comer sin nada de lo que arrepentirse.




 Ingredientes:

* Para la base:

  • 25 dátiles secos deshuesados
  • 15 g de semillas de chía
  • 30 g de cacahuetes o avellanas tostadas
  • 40 g de chocolate negro 


* Para el relleno:
  • 1 aguacate 
  • 1 plátano
  • 100 g de chocolate negro 
  • 30 ml de leche o bebida vegetal
  • 1 cucharada de sirope de ágave
  • 1 cucharada sopera de azúcar moreno de caña o panela (opcional)
  • pizca de sal
  • Canela en polvo


Procedimiento:

  1. Para hacer la base, molemos las semillas de chía en un mortero y apartamos.
  2. En el vaso de la picadora, vertemos los dátiles deshuesados y trituramos hasta conseguir una masa homogénea, añadimos las semillas de chía molidas junto con las avellanas o cacahuetes tostados y el chocolate troceado, volvemos a triturar hasta que se integren todos los ingredientes y sea una masa homogénea. tapamos con film y metemos en el frigorífico 15-20 min. 
  3. Mientras, nos ponemos con el relleno, derretimos el chocolate al baño María hasta que quede líquido.
  4. Pelamos y troceamos el aguacate y el plátano.
  5. En la batidora de vaso, vertemos, el plátano, el aguacate,el chocolate derretido, la bebida vegetal o leche, el sirope de ágave, el azúcar moreno o panela y la canela, batimos hasta conseguir una crema lisa y homogénea.
  6. Estiramos con rodillo la masa de dátiles que tenemos reservada en el frigorífico. Cubrimos la base y laterales de un molde de bordes bajos de 20 cm de diámetro. Vertemos el relleno de aguacate, alisamos la superficie y metemos en el congelador 2-3 horas.
  7. Para servir, sacamos una media hora antes. Decorar con unas lonchas de aguacate, coco rallado y algunos frutos rojos.


sábado, 18 de agosto de 2018

TARTA HELADA DE FRESAS Y NOUGAT DE SÉSAMO SIN GLUTEN

Seguimos en modo verano… y parece que la cosa va para rato. No os confundáis, no me quejo, una vez sobrevives al calor, el verano está lleno de cosas maravillosas: Agua, sol, tiempo libre, ferias, reencuentros y helados… Porque qué sería un verano sin helados!

Me alegra comprobar como cada año aumenta progresivamente la oferta de helados Sin Gluten en el mercado, hace unos años encontrarlos era un imposible. Sí, hay que reconocerlo, el panorama ha cambiado a mejor.

Sin embargo, este que hoy os presento no es algo fácilmente accesible, digamos que estamos ante un delicatesen pensado para los amantes de lo fresquito: tarta helada con base de nougat de sésamo, dulzor en contraste con la acidez de una mousse de fresas.

No lo intentéis buscar por ahí, hay Deseos que el mercado aun no puede concederos. ¡Ánimo y manos a la obra!


Ingredientes:

* Para la base de galletas:
  • 100 g de galletas sin gluten trituradas
  • 20 g de mantequilla derretida
* Para el crocante de sésamo:
  • 100 g de semillas de sésamo
  • 100 g de azúcar
  • Unas gotas de limón
  • Aceite de oliva


* Para el helado de sésamo:
  • 120 g de azúcar
  • 5 yemas de huevo
  • 70 g de chocolate fondant
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • 350 g de nata para montar


* Para la mouse de fresas:
  • 370 g de fresas congeladas
  • 80 g de azúcar
  • 20 g de sirope de ágave
  • 5 hojas de gelatina neutra
  • 200 g de nata para montar
* Para la cobertura de chocolate:
  • 100 g de azúcar glass
  • 50 g de mantequilla
  • 20 g de leche
  • 20 g de cacao puro en polvo



 Procedimiento:
  1. Hacemos el crocante de sésamo. Untamos dos trozos de papel de horno con un poco de aceite de oliva y reservamos. En una sartén pequeña, vertemos el zumo de limón y dos cucharadas de agua, añadimos el azúcar y dejamos cocer a fuego suave durante 6-7 min. hasta obtener un almíbar denso. Apartamos del fuego, incorporamos las semillas de sésamo, volvemos a poner al fuego y dejamos cocer unos minutos más hasta que el azúcar haya cogido color tostado, sin dejar de remover con una cuchara de madera. Vertemos el crocante en el papel de horno que tenemos reservado, colocamos el otro encima y con un rodillo estiramos para formar una capa de unos 3-4 milímetros.(Este paso hay que hacerlo rápido y mientras esté el caramelo caliente, para que se estire con facilidad, de lo contrario, endurece). Trocear con un cuchillo y reservar algunos trozos para la decoración, el resto lo trituramos hasta hacerlo polvo.
  2. Mientras se enfría el crocante, preparamos el molde donde vayamos a hacer nuestra tarta, yo he usado un molde desmontable de 20 cm de bordes altos. Untamos la base y los laterales con mantequilla y forramos con papel de horno, la base y los laterales del molde. 
  3. Mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla derretida y la colocamos bien estirada en el fondo del molde. Dejamos en el frigorífico para que endurezca.
  4. Para hacer el helado (Nougat). En una sartén pequeña, ponemos 100 g de agua, añadimos el azúcar y llevamos a ebullición, hasta conseguir un almíbar denso y trasparente. 
  5. Aparte, en un bol grande, batimos las yemas  con una batidora eléctrica hasta que queden espumosas, vertemos poco a poco y en forma de hilo el almíbar caliente, sin dejar de batir a velocidad alta hasta que se integre y la crema quede fría. Añadimos el crocante de sésamo triturado y mezclamos bien.
  6. Fundir el chocolate al baño María, incorporarlo a la crema anterior. Poner a hidratar las hojas de gelatina, derretirlas, ya escurridas, en un cazo con un dedito de agua caliente y se las agregamos a la crema de sésamo. 
  7. Montar la nata a punto de nieve y añadirla con movimientos envolventes para que no se baje y quede una crema lisa y homogénea. Vertemos la crema en el molde, alisamos la superficie y metemos en el congelador unas tres horas.
  8. Para hacer la mouse de fresas. En la batidora de baso, vertemos las fresas congeladas junto con el azúcar y el sirope de agave, batimos bien hasta conseguir una crema lisa y homogénea. Reservamos para que se descongele un poco. Mientras, ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante 5 min. Derretimos en un cazo, bien escurridas, en un dedito de agua caliente y la incorporamos a la crema de fresas mezclando muy bien para quede bien repartida. Añadimos la nata montada a punto de nieve con movimientos envolventes para que no se baje y la vertemos en el molde sobre el nougat de sésamo. Volvemos a meter en el congelador al menos 3 horas.( Yo lo dejé de un día para otro).
  9. Para hacer la cobertura de chocolate. En una sartén pequeña, derretimos la mantequilla, el cacao, la leche y el azúcar glass, sin dejar de remover con unas varillas, hasta conseguir una crema sin grumos. Metemos en una manga pastelera, cortamos el pico con unas tijeras y vertemos primero por todo el filo del contorno de la tarta para que salgan los churretes y después toda la superficie. Finalmente, coronamos nuestra tarta con rosetas de nata montada, trocitos de fresas y los trocitos del crocante de sésamos que teníamos reservados.



sábado, 4 de agosto de 2018

TARTA HELADA DE ARÁNDANOS CON CHOCOLATE BLANCO SIN GLUTEN


¿Ola de calor? Creo que la Meteorología debería tener términos adecuados para cada situación… porque esto que vivimos ya ha dejado de ser una “ola de calor” para convertirse en un “tsunami de calor”. No sé, pero la palabra “ola” a mi ya se me ha quedado cortita, ¿no creéis?

Pues nada, resignación, como decía en mi último post, solo queda adaptarse. Sombra, cremita, gafas de sol, agua cerca y moral, muuuuucha moral. Pero a la moral siempre hay que ayudarla, alimentarla con Deseos Sin Gluten adecuados para la situación…

Esta tarta helada de arándanos y chocolate blanco es una de esas recetas fresquitas que ayudan a atemperar el cuerpo, elevando los niveles de ánimo necesarios para hacer frente a ese mundo que se cuece ahí fuera.


 Ingredientes:

* Para la base:

  • 150 g de galletas sin gluten trituradas
  • 20 g de mantequilla derretida

* Para el relleno:
  • 275 g de arándanos congelados
  • 275 g de queso 0% materia grasa
  • 5 hojas de gelatina neutra
  • 100 g de chocolate blanco de cobertura
  • 150 g de nata para montar
  • 60 g de azúcar
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado

* Para la cobertura:
  • 100 g de chocolate blanco de cobertura
  • 50 g de nata líquida



Procedimiento:

  1. Preparamos el molde que vayamos a usar, cubriendo la base con papel de hornear para que el desmoldado sea perfecto. Untamos los bordes con mantequilla y cubrimos también con papel de hornear para que el helado no se quede pegado a los bordes del molde. (El molde que he usado es desmontable de bordes altos y de 20 cm de diámetro)
  2. Nos ponemos con la base de galletas, así que, trituramos las galletas hasta hacerlas polvo, mezclamos con la mantequilla derretida hasta formar una masa, forramos la base del molde y metemos en el frigorífico para que endurezca. Mientras nos ponemos con el relleno.
  3. Sacamos los arándanos congelados un ratito antes para que no estén muy duros a la hora de triturarlos, (Yo los trituré un poco congelados). Los ponemos en un cazo a fuego suave junto con el chocolate blanco, el queso quark, el azúcar y el azúcar vainillado.
  4. Aparte, ponemos a hidratar las hojas de gelatina neutra en agua fría durante 5 min. 
  5. Una vez que el chocolate blanco esté disuelto, incorporamos las hojas de gelatina bien escurridas y mezclamos bien hasta conseguir una crema lisa y homogénea. Vertemos en un bol amplio y dejamos templar. Finalmente, montamos la nata a punto de nieve y se la vamos añadiendo a la crema de arándanos poco a poco y con movimientos envolventes para que no se baje. Rellenamos el molde que tenemos reservado en el frigorífico y metemos en el congelador al menos 4 horas.
  6. Para decorar con la cobertura de chocolate blanco, en un cazo pequeño calentamos la nata, añadimos el chocolate troceado y dejamos que se derrita por completo. Dejamos atemperar un poco, sacamos la tarta del congelador, desmoldamos y cubrimos toda la superficie de la tarta, primero por el borde para que salga esos churretes que quedan tan chulos... ahh! y los rosetones los hice con 100 g de queso crema con 2 cucharadas de azúcar glass, mezclamos bien y metemos en una manga pastelera con boquilla rizada, formamos las rosetas y como guinda de pastel unos arándanos para coronar esta riquísima tarta helada...!




jueves, 19 de julio de 2018

BARRA HELADA DE CHOCOLATE, CAFÉ Y NARANJA SIN GLUTEN

Adaptación, todo es cuestión de adaptación… Que hace calor, una cierra temporada de horno y empieza a hacer hueco en el congelador, cosa que no siempre es fácil… Pero nada, con un poco de Tetris, ya tenemos el espacio reservado, listo para esperar un Deseo Sin Gluten “de temporada”.

Chocolate, café y naranja, la combinación de sabores no puede fallar en esta barra de helado pensada para combatir las temperaturas que nos acechan. Ahora sí, ya puede venir todo el calor que quiera… ;-)


Ingredientes:
  • 500 ml de nata
  • 120 g de azúcar
  • 5 yemas de huevos L
  • 40 g de chocolate fondant
  • 100 ml de zumo de naranja
  • Piel rallada de 2 naranjas
  • 1 cucharada pequeña de café soluble
  • 1 cucharada de leche
* Para el helado de chocolate:
  • 500 ml de leche
  • 4 yemas de huevo L
  • 120 g de azúcar
  • 100 g de chocolate fondant
  • 1 vaina de vainilla

 Procedimiento:

  1. Primero preparamos el helado de chocolate. Troceamos el chocolate. En un cazo, hervimos la leche con la vaina de vainilla. Aparte, en un cuenco, batimos las yemas de huevo junto con el azúcar con unas varillas manuales, hasta conseguir una mezcla homogénea, vertemos la leche caliente en forma de hilo a través de un colador y poco a poco sin dejar de remover. Volvemos a meter la crema en el cazo y dejamos cocer a fuego suave hasta que la crema espese, pero sin llegar a hervir. Retiramos el cazo del fuego, añadimos el chocolate troceado,mezclamos hasta que se disuelva por completo y dejamos enfriar la mezcla. Vertemos la crema en la heladora y programar el tiempo indicado en las instrucciones. Una vez que tengamos el helado de chocolate hecho, cubrimos los laterales más largos del molde, yo usé uno tipo Plum Cake y reservamos en el congelador.
  2. Vertemos el zumo de naranja en un cazo pequeño, llevamos a ebullición hasta reducirlo a la mitad y reservamos. Aparte, disolvemos en una taza, el café soluble con la leche y reservamos. En un cazo pequeño ponemos a hervir 100 ml de agua con el azúcar, durante unos 7-8 min hasta conseguir un almíbar denso y transparente.
  3. En un bol, trabajar las yemas de huevo con la batidora hasta que espumen, y verter poco a poco el almíbar caliente sin dejar de remover.
  4. Dividimos la crema obtenida en tres recipientes. A continuación, troceamos el chocolate fondant, añadirlo en una de las partes y mezclar bien hasta que se disuelva y reservar. Incorporar a la segunda parte de la crema, el zumo reducido y la piel rayada de naranja, mezclar y reservar. Añadir a la tercera parte de la crema, el café disuelto en la leche.
  5. Montamos la nata a punto de nieve, dividirlas en tres partes iguales, incorporar una de ellas a la crema de chocolate, otra a la crema de naranja y la última a la crema de café.
  6. Sacamos el molde del congelador, vertemos la crema de chocolate, nivelamos y congelamos unos 10-15 min. A continuación sacamos el molde y vertemos la crema de café y volvemos a nivelar y metemos en el congelador otros 10-15min. repetimos la misma operación con la crema de naranja y conservamos el molde en el congelador durante al menos 3 horas.
  7. Sacamos el molde del congelador, desmoldamos y colocamos en una bandeja de servir y decoramos con virutas de chocolate blanco y con leche.


miércoles, 4 de julio de 2018

PASTEL DE ALMENDRA Y COCO SIN GLUTEN

Nunca os lo había dicho antes, pero lo que hoy os cuento es algo que siento de verdad, algo que hace años que me anima a seguir con este proyecto adelante: esto de publicar recetas en un blog tiene una doble satisfacción.

Por un lado está la parte de la cocina: el investigar, el descubrir, el ensayo y error hasta dar con la tecla, el aprendizaje que todo proceso lleva consigo… Esta es la parte que más disfruto, al fin y al cabo, tiene que existir una motivación verdadera para que cualquier causa, llevada a cabo de manera voluntaria, se mantenga viva.

Por otro lado está la parte de la publicación en el blog: la redacción de la receta, la elección de una decoración, la luz y la fotografía, la maquetación y la publicación en las redes sociales… Esta es la parte que mas me enorgullece. Mucha gente disfruta cocinando, tienen la cocina como parte de sus hobbies, pero dar el paso a publicar lo que aprendes, compartir de manera desinteresada el conocimiento que día a día adquieres, regalar tu tiempo a una causa, a los otros, es sin duda lo que da sentido a todo el trabajo invertido.

Ahora, y como no podía ser de otra forma, aquí os dejo otro de esos Deseos Sin Gluten con la intención de que mi tiempo, os sirva de ayuda. ¡Bon apetite!




Ingredientes:

* Para el bizcocho:
  • 4 huevos L
  • Pizca de sal
  • 100 g de azúcar moreno de caña o panela
  • 60 g de almendra molida
  • 40 g de coco rallado
  • 2 cucharadas soperas de harina de arroz
  • 50 g de almendras fileteadas

* Para el relleno: 
  • 100 g de chocolate negro
  • 15 g de mantequilla
  • 300 g de nata para montar
  • Azúcar glass para espolvorear



 Procedimiento:
  1. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo. Engrasamos 3 moldes de 20 cm y forramos la base con papel de hornear.
  2. Para hacer los bizcochos: En un bol amplio, batimos los huevos con el azúcar y una pizca de sal, hasta que doble el volumen y blanqueen, y obtener una crema espumosa, incorporamos la almendra molida, el coco, la harina de arroz y mezclamos hasta conseguir una crema homogénea. Vertemos en los moldes que tenemos preparados. 
  3. Espolvoreamos almendra laminada sobre uno de ellos, y metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 15-20 min o hasta que estén dorados. Desmoldamos cuando se enfríen y reservamos.
  4. Para preparar el relleno: derretimos el chocolate con la mantequilla al baño María y dejamos que se entibie. Mientras montamos la nata, la incorporamos al chocolate y mezclamos muy bien.
  5. Colocamos la base de bizcocho en una fuente o plato para servir, cubrimos con el relleno, colocamos la siguiente base, volvemos a rellenar y finalmente colocamos el bizcocho con la almendra laminada. Reservamos en el frigorífico 1 hora para que coja consistencia. Antes de servir, espolvorear con azúcar glass toda la superficie.

jueves, 21 de junio de 2018

PEINES DULCES CON CIRUELAS Y AVELLANAS SIN HUEVO Y SIN GLUTEN

Ya echaba de menos el olor dulzón a horno caliente, y es que cuando dejo de hacer por un tiempo nuestros Deseos Sin Gluten, obligaciones de la vida, me siento como si me faltara algo… Es maravilloso eso de tener tiempo para dedicar a las cosas que te apasionan, recargas las pilas.

Hoy ha tocado. He sacado un hueco y me he puesto a hacer peines. Sí, leéis bien, peines, aunque estos sean dulces y rellenos de una masa de avellana y ciruela. ¿No os parece original? En casa han llamado mucho la atención, son ideales como tentempié para merendillas y llevar al cole o al trabajo. Probadlos con distintos rellenos, a gusto del consumidor, pero siempre con una glasa por fuera para darle un poco de dulzor a la vida... y después me contáis el peinado que se os queda ;-)


Ingredientes:

* Para la masa:

  • 225 g de queso cremoso
  • 100 g de mantequilla
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado
  • 100 g de harina Belbake
  • 100 g de harina MixB Schär
  • 50 g de harina de arroz integral
  • 1 cucharada pequeña de levadura postres.
  • Pizca de sal
* Para el relleno:
  • 100 g de ciruelas pasas
  • 70 g de avellanas 
  • 20 g de azúcar moreno de caña o panela



Procedimiento:
  1. Para hacer la masa, en un recipiente, mezclamos el queso crema junto con la mantequilla, el azúcar vainillado y la pizca de sal. Añadimos las harinas y la levadura y amasamos hasta conseguir una masa homogénea y que no se pegue a las manos. Tapamos con film y dejamos reposar en el frigorífico media hora.
  2. Estiramos la masa con rodillo hasta formamos rectángulos de 10x10.
  3. Aparte, hacemos el relleno, trituramos las ciruelas pasas junto con las avellanas y el azúcar moreno de caña hasta conseguir una pasta. Reservamos.
  4. Para hacer nuestros "Peines", colocamos un poco de relleno justo en el centro de cada rectángulo, sellamos el lateral con un poco de agua y le hacemos pequeños cortes en el lateral sellado y los vamos colocando en la bandeja del horno preparada con papel de hornear.
  5. Cocemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 20-25 min o hasta que estén dorados. Dejamos enfriar en rejilla.
  6. Para decorar, hacemos una glasa mezclando 120 g de azúcar glass y unas gotas de zumo de limón hasta conseguir una crema espesa y cubrimos todos los "Peines".
  7. ¡A DISFRUTARLOS!




sábado, 16 de junio de 2018

TARTA DE NUECES Y CACAO SIN GLUTEN

Era una ocasión especial, y toda ocasión especial requiere un sobreesfuerzo, un poco de carne en el asador, una sorpresa que marque la diferencia. Cuando estas cosas se tienen claras, una siempre se esfuerza en ir mas allá, en explorar nuevos terrenos y descubrir cosas nuevas, en este caso, con la decoración.

Es la primera vez que trabajo en la decoración de tartas con plantillas, y aunque reconozco que me falta depurar la técnica, tiempo al tiempo, me ha encantado el resultado. ¿No creéis que viste mucho una mesa de café con una tarta decorada con motivos florales? A mis invitados les ha encantado, y por supuesto, a él.

Felicidades, cariño.



Ingredientes:

*Para el bizcocho:

  • 4 huevos L
  • 120 g de azúcar moreno de caña
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado
  • Una pizca de sal
  • 200 g de harina de arroz
  • 15 g de maicena
  • 1 cucharada pequeña de café soluble (opcional)
  • 25 g de cacao puro en polvo
  • 100 g de nueces molidas
  • 100 g de aceite de girasol
  • 100 g de leche 
  • 2 cucharadas pequeñas de levadura postres



* Para el relleno:
  • 150 g de nueces molidas
  • 90 g de harina de arroz
  • 150 g de mantequilla
  • 375 g de leche entera
  • 120 g de azúcar moreno de caña
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado

* Para la cobertura:

  • 120 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar glass
  • 220 g de queso cremoso
  • Aroma de vainilla



Procedimiento:

  1. Para hacer el bizcocho; Batimos los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que se integre el azúcar. Añadimos la leche, el aceite y seguimos batiendo hasta que se vuelvan a integrar los ingredientes. Finalmente incorporamos las harinas, las nueces molidas, el cacao puro en polvo, el café soluble y la levadura y volvemos a mezclar hasta conseguir una masa cremosa homogénea. Vertemos en un molde desmontable de 20 cm de diámetro y metemos al horno precalentado a180ºC arriba y abajo durante 35-40 min. (Pinchamos con una varilla y si sale limpio es que estará listo) Desmoldamos y dejamos enfriar en rejilla.
  2. Mientras, nos ponemos con el relleno; En una sartén tostamos las nueces molidas junto con la harina de arroz, vertemos el conjunto en un cazo, añadimos el azúcar moreno, el azúcar vainillado, la mantequilla y la leche y dejamos cocer sin dejar de remover hasta que la mezcla espese y quede firme. Reservamos en un recipiente tapado con film hasta que se enfríe.
  3. Dividimos el bizcocho en 4 bases o partes y vamos rellenando con la crema de nueces cada piso, la superficie y todo el contorno de la tarta. Metemos en el frigorífico para que coja consistencia.
  4. Mientras nos ponemos con la buttercream que a la vez formará parte de la decoración de la tarta; batimos la mantequilla con el azúcar glass hasta que se integre, incorporamos el queso cremoso, aroma de vainilla y volvemos a batir hasta conseguir una crema lisa y homogénea. Metemos la crema 15-20 min. en el frigorífico para que coja consistencia y la podamos aplicar bien a nuestra tarta.
  5. Para decorar, cogemos una parte de la crema y teñimos con una gota de colorante marrón. Apartamos. Cubrir toda la tarta con la crema blanca y volvemos a meter en el frigorífico para que coja consistencia y podamos decorar con la crema de color. Yo he usado una plantilla con unos dibujos ornamentales, después he aplicado encima la crema de color, quité la plantilla y queda marcado el dibujo en la tarta. Con la crema de color que sobra hice unas rosetas en la superficie y coroné con bolas cubiertas con chocolate... A disfrutarla...!


domingo, 27 de mayo de 2018

TARTA PIRÁMIDE DE ALMENDRA Y MASCARPONE SIN GLUTEN

27 de Mayo, Día Nacional del Celiaco: Hoy es un día para poner la mirada en todos aquellos que viven Sin Gluten. Así es, como otras reivindicaciones y realidades que necesitan un cambio, una llamada de atención pública que ponga una problemática en la prensa, los celiacos también tienen su día.

Hoy la prensa está llena de noticias de actos y celebraciones, de los casos de personas anónimas que viven Sin Gluten, de datos sobre la intolerancia, de comparaciones de precios con otros tipos de producto… es día de “hacer justicia”…

Pero detrás de cada día conmemorativo siempre hay una injusticia… La injusticia de reducir a un solo día algo que sucede a diario, algo que mañana seguirá existiendo, porque como decía un slogan: “Los celiacos no entienden de modas (ni de días), comen Sin Gluten SIEMPRE”.

Por eso, aquí queremos seguir haciendo lo que hacemos siempre, regalaros un Deseo Sin Gluten de esos que ayudan a olvidar las injusticias… Una plancha de bizcocho cortada a tiras de diferente anchura hasta formar una pirámide de capas con relleno de queso mascarpone y cubierta por crocante de almendra… es mucho más fácil de lo que parece.

Ahora sí, con este Deseo Sin Gluten sobre la mesa, ya puedo decir: Feliz Día del Celiaco 2018.



Ingredientes:

* Para la base de bizcocho:
  • 4 huevos L
  • 90 g de azúcar 
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • 100 g de harina de arroz
  • Pizca de sal
* Para el relleno de mascarpone:
  • 240 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 280 g azúcar glass
  • 400 g de queso Mascarpone
  • Aroma vainilla (opcional)
* Para cubrir toda la superficie de la tarta:
  • 150 g de almendra en cubitos



Procedimiento:
  1. Hacemos la plancha de bizcocho, en un bol amplio montamos los huevos con el azúcar, azúcar vainillado y la pizca de sal hasta que doblen el volumen y blanqueen. (Debe quedar una crema densa y espumosa, es la clave para conseguir un bizcocho muy esponjoso). Incorporamos la harina de arroz y mezclamos con cuidado y movimientos envolventes hasta que se integre. Vertemos la crema en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, estiramos con una paleta de silicona y formamos un rectángulo de 40x26 cm más o menos. Metemos en el horno precalentado a 180ºC arriba y abajo y cocemos durante 15 min. Dejamos enfriar en rejilla.
  2. Mientras, nos ponemos con el relleno, en un bol amplio, batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glass hasta que se integre. Añadimos el queso Mascarpone (Sin el suero), unas gotas de aroma de vainilla y volvemos a batir hasta conseguir una crema homogénea y lisa. Reservamos en el frigorífico.
  3. Para montar nuestra Tarta Pirámide, dividimos la plancha de bizcocho a lo largo en 5 partes, de 10 cm, 8 cm, 6 cm, 4 cm y 2 cm. 
  4. En la bandeja donde la vayamos a servir, ponemos papel de hornear y colocamos la base de bizcocho de 10 cm, cubrimos con crema de Mascarpone, colocamos encima y centrada la base de bizcocho de 8 cm, volvemos a cubrir con crema de Mascarpone, colocamos encima y centrada la base de bizcocho de 6 cm, rellenamos con crema de Mascarpone, alisamos y colocamos encima la base de bizcocho de 4 cm, volvemos a rellenar con crema, alisamos y colocamos encima y centrada la última base de bizcocho de 2 cm rellenamos toda la superficie y todos los laterales de la tarta con crema de Mascarpone y metemos en el frigorífico para que coja consistencia.
  5. Mientras, en una sartén, tostamos la almendra en cubitos hasta que coja un bonito color tostado. Dejamos enfriar y cubrimos con paciencia toda superficie de la pirámide y a disfrutarla...!





miércoles, 16 de mayo de 2018

TARTA DE MANZANA CHEESE CAKE CON CANELA SIN GLUTEN

Mi marido me dijo una vez que uno de los mejores recuerdos que tenía de su infancia era la tarta de manzana de los domingos. Dice que desde entonces ha probado muchas cosas, pero que tiene mucho “cariño” a ese sabor sencillo. ¿Se puede tener cariño a un sabor? ¿Lo habéis pensado alguna vez? Yo creo que sí, sobre todo cuando un sabor está asociado a los buenos momentos de una vida.

Desde que lo sé, en numerosas ocasiones le he regalado tartas de manzana de los tipos más diversos, sé que no puedo fallar con esta receta. Hoy espero el veredicto de esta nueva versión que incorpora otras de sus 2 pasiones: el queso y la canela. ¿No creéis que tengo todas las papeletas para triunfar? ;-)


Ingredientes:

 * Para la base de galleta:

  • 1 huevo L
  • 60 g de azúcar vainillado
  • Pizca de sal
  • 50 g de aceite de girasol
  • 100 g de harina Belbake
  • 100 g de harina de arroz
  • 60 g de coco rallado

* Para el bizcocho:
  • 3 manzanas
  • 50 g de queso cremoso
  • 1 Yogur natural azucarado
  • 3 huevos L
  • 150 g de azúcar blanca o morena
  • 1 cucharada pequeña de levadura postres
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 3 cucharadas soperas de aceite de girasol
  • 200 g de harina de arroz
  • 50 g de almendra molida



Procedimiento:
  1. Precalentar el horno a 180° C arriba y abajo
  2. Untamos con mantequilla y espolvoreamos con harina de arroz un molde de tartaletas desmontable de unos 22 cm.
  3. Empezamos haciendo la base de galleta; En un bol mediano, ponemos el huevo, el azúcar y batimos bien con unas varillas manuales, seguido incorporamos el aceite de girasol y volvemos a batir hasta que se integre. Finalmente agregamos las harinas, el coco rallado y amasamos hasta conseguir una masa homogénea muy manejable. 
  4. Estiramos con rodillo y cubrimos la base del molde y reservamos.
  5. Aparte lavamos muy bien las manzanas, las pelamos y reservamos las cáscaras.
  6. Descorazonamos las manzanas y troceamos en gajos finos. Reservamos.
  7. En un recipiente alto,vertemos las cáscaras de las manzanas, el yogurt, el queso crema, los huevos, el aceite de girasol, el azúcar y con la batidora de brazo batimos bien hasta conseguir una crema homogénea.
  8. Vertemos la crema en un bol amplio e incorporamos las harinas, la almendra molida, la canela y la levadura. Mezclamos bien con unas varillas manuales hasta que quede todo integrado. Añadimos los gajos de manzana que tenemos reservado, volvemos a mezclar para que queden bien repartidas por toda la masa.
  9. Vertemos todo el conjunto en el molde, alisamos la superficie (Me sobró un poco de masa de galleta y con corta pastas hice unas flores para decorar la superficie de la tarta).
  10. Metemos al horno precalentado a 180°C arriba y abajo durante 45-50 min o hasta que esté dorada.
  11. Dejar enfriar y disfrutarla...!

Nota: Podéis hacer la receta de bizcocho sin hacer la base de galleta, queda también muy rica. En la receta de la base de galleta, podéis usar toda la cantidad de harina de arroz o hacer vuestras variaciones, seguro que os quedará genial...!



lunes, 30 de abril de 2018

TARTA TIRAMISÚ SIN GLUTEN

El tiramisú, un clásico entre los clásicos, es posiblemente uno de los postres mas consumidos y codiciados en la actualidad. Pero, a estas alturas, ¿cómo podía una receta así no estar todavía en este recetario online para nuestro disfrute? No es la primera vez que me pasa, en cualquier caso, no tiene explicación posible…

Capas sólidas de bizcocho bañadas en café con licor, alternadas con capas de crema de queso mascarpone y presentadas con cobertura de cacao espolvoreado. Este postre frío es sin duda uno de esos grandes inventos que los italianos aportaron al mundo, y desde ahora, además, es un nuevo Deseo Sin Gluten pensado para aquellos que buscan disfrutar de esos placeres de la vida que entran por el paladar. ¡¡¡Uummmm!!! Mil gracias, Italia…


Ingredientes:

* Para el bizcocho genovés:
  • 4 huevos L 
  • 100 g de azúcar moreno de caña o Panela
  • 100 g de harina de arroz
  • Pizca de sal
* Para el relleno:
  • 500 g de queso Mascarpone
  • 130 g de azúcar
  • 50 ml de agua
  • 4 yemas de huevo
* Para el almíbar de café:
  • 300 ml de café descafeinado azucarado.
* Para decorar:
  • Chocolate para rallar
  • Cacao puro en polvo


Procedimiento:
  1. Para hacer el bizcocho Genovés: Batimos los huevos con el azúcar moreno o Panela y la pizca de sal hasta que doblen el volumen y blanqueen, seguido incorporamos la harina de arroz con movimientos envolventes para que no se bajen y sea una crema esponjosa. Vertemos la masa en un molde desmontable de 20 cm de diámetro y cocemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 20- 25 min. o hasta que esté cuajado. Dejamos enfriar en rejilla.
  2. Para hacer el relleno: En un cazo pequeño ponemos a hervir durante unos 5 min. el azúcar con el agua para hacer un almíbar. Apartamos.
  3. Aparte, en un bol amplio, empezamos a batir con varillas eléctricas, las yemas de huevo y vamos incorporando el almíbar todavía caliente a las yemas en forma de hilo y sin dejar de batir hasta conseguir una crema espumosa, clara y hayan montado bien.
  4. Aparte, en otro bol, trabajamos el queso Mascarpone para ponerlo blando, se lo vamos añadiendo a la crema de yemas con cuidado y que quede bien mezclado. Tapamos con film transparente y metemos en el frigorífico hasta que la vayamos a usar.
  5. Para montar la tarta: Dividimos el bizcocho en tres partes o bases. Ponemos la primera base dentro del molde desmontable donde hemos horneado el bizcocho, cubriendo los laterales y la base con papel de hornear. Calamos con el café azucarado, vertemos una parte de la crema de Mascarpone, alisamos la superficie, espolvoreamos con chocolate rallado y colocamos la siguiente base. Volvemos a calar con el café, vertemos otra parte de crema de Mascarpone, alisamos la superficie y espolvoreamos con chocolate rallado. Finalmente, colocamos encima la última base de bizcocho, calamos con café, vertemos otra parte de crema de Mascarpone, alisamos la superficie y espolvoreamos con chocolate rallado. 
  6. Decoramos la tarta, haciendo pequeños montoncitos de crema de Mascarpone y espolvoreamos con cacao puro en polvo.
  7. Meter en el congelador para que coja consistencia. 
  8. Desmoldamos, dejamos descongelar del todo y servir.