Un blog dedicado a mi hijo...


miércoles, 12 de agosto de 2015

POLOS DE TÉ CON LIMÓN Y HIERBABUENA SIN GLUTEN


Hace unos días recibí en casa una QuéBox. Para los que aún no la conocéis, es una caja compuesta por una variedad de productos Sin Gluten que se envía bimensualmente a casa previa subscripción. 

Mientras la abría y colocaba la toda la selección de productos recibidos para compartir con vosotros esta foto, pensaba en la conversación que tuve hace unos meses con una amiga en una "chocolatada Sin Gluten". A los que vivís en sitios pequeños, seguro que os suena su historia. 

Toñi es de un pueblo de unos 1.000 habitantes y al menos una vez al mes, se desplaza a unos 50 Km con la única excusa de comprar a su hijo determinados productos a los que no puede acceder en su entorno cercano... todo sea por ampliar la oferta de productos permitidos a su pequeño. 

Al pensar en situaciones como la de mi amiga, no puedo sino poner en valor iniciativas como ésta, para mí, una buena manera de mantenerse al día de las novedades del mercado Sin Gluten, de probar sus nuevos productos, de conocer nuevas marcas, en definitiva, de ampliar nuestro repertorio culinario con comodidad, porque si algo nuevo sale al mercado, te llegará para que lo conozcas.



Hoy, como siempre, utilizo uno de los productos recibidos en la QuéBox para uno de mis Deseos Sin Gluten: un refrescante polo de té con limón y hierbabuena, una artillería necesaria para seguir combatiendo las temperaturas que nos acechan.


Ingredientes:

  • 4 limones pequeños sin piel ni pepitas
  • 180 g de azúcar
  • La piel de 1 limón (solo parte amarilla)
  • 3 filtros de infusión fría al limón (Hornimans)
  • 500 g de agua fría
  • 700 g de cubitos de hielo
  • Hojas de hierbabuena para aromatizar y decorar.
Procedimiento:
  1. En un recipiente alto, ponemos a infusionar el agua con los 3 filtros de té al limón y unas hojas de hierbabuena, dejamos 20-30 min en el frigorífico. Reservamos.
  2. En la batidora de vaso (Tipo americana) o robot de cocina potente, ponemos los limones pelados sin nada de blanco y sin pepitas junto con la ralladura de limón, el azúcar y batimos hasta que esté todo bien molido.
  3. Añadimos la infusión de té al limón ya colado (sin los filtros y sin las hojas de hierbabuena), los cubitos de hielo y batimos hasta que se haya formado un granizado.
  4. Vertemos en moldes para polos y metemos en el congelador hasta que endurezca del todo.

Nota: Si queda un poco líquido, podéis poner más cubitos de hielo y volvemos a batir hasta que esté granizado. También podéis variar el sabor usando té frío de frambuesas con 250 g de frambuesas congeladas, o de piña y coco... los hemos probado todos y están buenísimos...!

viernes, 24 de julio de 2015

HELADO DE YOGUR CON NARANJA CONFITADA SIN GLUTEN

Eso es lo que tiene abrir nuevos caminos, explorar mundos culinarios desconocidos para una, que la curiosidad te puede... Mi marido lo resume en una simple frase: "como te dé por algo..." Y seguro que tiene razón, pero yo soy así, me vuelco con facilidad en lo que me gusta.

Desde que hace unas semanas empezara a experimentar con los helados, no he vuelto a comprarlos en el supermercado. Este verano me he propuesto ampliar esta nueva categoría de nuestros Deseos Sin Gluten para que tengamos un recetario mínimo al que acudir en casos de "emergencia climatológica". Hoy os presento uno de los que más ha gustado en casa, en este caso, un helado de yogur aderezado con el inigualable sabor de la naranja escarchada.


Ingredientes:
  • 100 g de chocolate fondant
  • 250 g de yogur natural 
  • 250 ml de nata para montar
  • 100 g de azúcar
  • 60 g de naranja confitada o escarchada en trocitos.
Procedimiento:
  1. En un cazo vertemos la nata, el azúcar y cocemos hasta que llegue a ebullición para que el azúcar se haya disuelto por completo, removiendo con una cuchara de madera. Dejamos enfriar del todo y metemos en el frigorífico. 
  2. Incorporamos el yogur y mezclamos hasta conseguir una crema homogénea ( Podéis añadir un chorrito de licor de naranja o brandy , yo no le puse para que lo podamos comer todos).
  3. Vertemos la crema en la heladera junto con los trocitos de naranja escarchada y programar la máquina según las instrucciones, ( La mía es antigua y la tuve 2 horas más o menos hasta que el helado quedó mantecado).
  4. Pasamos el helado ya mantecado de la heladera a un recipiente hermético y metemos en el congelador para que endurezca.
  5. Mientras hacemos las cazuelitas de chocolate, envolvemos con papel de aluminio pequeños cuencos de cristal o un molde múltiple de magdalenas por la parte de atrás del molde. 
  6. Fundimos el chocolate al baño María, metemos en una manga pastelera con boquilla redonda fina y hacemos lineas enrejadas sobre el papel de aluminio. Metemos en el frigorífico hasta que endurezca del todo.
  7. Con mucho cuidado quitamos el papel de aluminio de nuestras cazuelitas de chocolate, llenamos con un par de bolas de helado de yogur y servimos decorado con unas rodajas de naranja confitada cortada en cuartos y unas almendras en cubitos.



jueves, 16 de julio de 2015

CESTA DE MELON CONFITADO CON HELADO SIN GLUTEN

Esto ya se ha convertido en una cuestión de supervivencia, de encontrar las maneras de "resistir" a las sucesivas olas de calor que nos acechan, de no cesar en el afán de encontrar Deseos Sin Gluten que nos hagan más llevadera nuestra acalorada existencia.

El de hoy es una mezcla muy fresca, helado con mucha fruta presentado en un atractivo formato familiar - un melón cesta - un apetecible centro de mesa pensado para ser el postre de cualquier comida de verano.

Ya empieza a derretirse, no hay tiempo que perder, unas cucharitas... ¡y a por ello!


Ingredientes:

* Para el helado:
  • 250 ml de nata para montar
  • 230 ml de vino dulce seco
  • 4 yemas de huevo
  • 100 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
* Para el melón:
  • 1 melón grande verde
  • 50 g de azúcar
  • Guindas confitadas para decorar
Procedimiento:
  1. Preparamos el helado sabayón, vertemos la nata en un cazo pequeño, añadimos el vino dulce, la vaina de vainilla y llevamos a ebullición. 
  2. Aparte, trabajamos con unas varillas manuales las yemas con el azúcar hasta que queden blanquecinas y espumosas y vamos incorporando poco a poco la mezcla del cazo a través de un colador. Volvemos a verter todo el conjunto en el cazo y cocemos removiendo con una cuchara de madera hasta que la crema vele la cuchara. Dejamos enfriar del todo ( yo lo hice una tarde y lo dejé en el frigorífico hasta el día siguiente)
  3. Metemos la crema en la heladera y programar el aparato según las instrucciones. Hasta que quede el helado mantecado. 
  4. Vertemos el helado en un recipiente hermético y guardamos en el congelador.
  5. Para preparar el melón, lavamos y secamos. Con un cuchillo jamonero cortamos la parte superior dejando en el centro el asa de la cesta, sacamos la pulpa con cuidado con una cuchara.
  6. Cortamos el borde de la cesta en zig-zag y volvemos a vaciar la pulpa y quitamos las pipas. Una vez hecha nuestra cesta de melón lo conservamos en el frigorífico.
  7. De las tajadas que hemos obtenido, sacamos bolas de melón con un sacabolas y las ponemos en una sartén mediana junto con el azúcar y cocemos hasta que caramelice el melón, retiramos del fuego, vertemos en un recipiente y dejamos enfriar del todo.
  8. Para servir nuestra cesta de melón, rellenamos con la pulpa de melón confitado, bolas de helado de sabayón y decoramos con un punto de color con las guindas rojas alternando todos los colores.

viernes, 10 de julio de 2015

SORBETE DE PIÑA Y COCO SIN LÁCTEOS, SIN HUEVO Y SIN GLUTEN

Pues por aquí sigo, como os decía, alejada de los hornos y lo más cerca posible del congelador, la única puerta que, con la que está cayendo, me apetece abrir.
Y cómo ya sabemos que "a grandes males, grandes remedios", a calores tropicales, soluciones culinarias tropicales, y es que ninguna imagen me resulta tan tropical como la de ver una fruta utilizada como vaso para presentar recetas elaboradas a partir de su propia carne.

Hoy me complace presentaos este delicioso sorbete helado de piña y coco, sin duda, un Deseo Sin Gluten "tropical" pensado para vencer a la ola de calor que nos envuelve. ¿Verdad que ahora todo parece más llevadero?


Ingredientes:
  • 1 piña grande
  • 35 g de coco rallado
  • 100 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 200 ml de agua
Procedimiento:
  1. Lavamos la piña, la secamos, cortamos la parte superior, vaciamos con un cuchillo (reservamos 1 o 2 rodajas de piña para la decoración), troceamos el resto de pulpa y pesamos 250-300 g. 
  2. Batimos con batidora de vaso, de mano o robot de cocina la pulpa de la piña junto con el coco rallado para hacer un puré homogéneo y reservamos en un bol en el frigorífico. Guardar la piña vaciada en el congelador hasta el momento de servir.
  3. Aparte, en un cazo, vertemos los 200 ml de agua con el azúcar y la vaina de vainilla, ponemos a fuego y dejar hervir unos 3-5 min. hasta que se haga un almíbar, añadimos las hojas de gelatina hidratadas en un poco de agua fría, mezclamos bien y dejamos enfriar. (Retiramos la vaina de vainilla)
  4. Mezclamos el almíbar con la pulpa de piña y coco, vertemos en un recipiente con tapa y metemos en el congelador. Cuando haya pasado 1 hora y media, removemos con un tenedor para romper los cristales de hielo y volvemos a meter en el congelador durante otra hora y media, este proceso los hacemos otra vez y dejamos congelar del todo. ( yo lo hice una tarde y lo dejé hasta el día siguiente)
  5. Sacamos el sorbete del congelador, lo metemos en la batidora de vaso y batimos hasta conseguir una textura cremosa y homogénea. Rellenamos la piña vaciada que teníamos reservada en el congelador. Para decorar cortamos las rodajas que teníamos reservadas y colocamos encima del sorbete. Servir

viernes, 3 de julio de 2015

POLOS DE SORBETE DE NARANJA CON COBERTURA DE CHOCOLATE BLANCO SIN GLUTEN

Llevo unos días alejada de los hornos, es lo que tienen las olas de calor, que modifican nuestros hábitos, cambian nuestras rutinas, y es que como casi todo en la vida, es cuestión de adaptarse al medio.

Vivimos días para acercarse al congelador, asomarse en busca de placeres que contrarresten las altas temperaturas ambientales que soportamos, porque todo se lleva mejor si allí te espera un Deseo Sin Gluten fresquito que llevarse a la boca: este polo de sorbete de naranja con cobertura de chocolate blanco se presenta como una deliciosa opción para bajar nuestra temperatura corporal ... y para subir nuestro ánimo espiritual ;-)



Ingredientes:

  • 180g de chocolate blanco
  • 300 ml de zumo de naranja natural
  • 180 ml de agua
  • 60 g de azúcar
  • Ralladura de 1 naranja
  • Zumo y ralladura de 1 limón
  • 3 hojas de gelatina neutra
Procedimiento:
  1. Derretimos el chocolate al baño María y untamos con una brocha los moldes ( yo he usado unos de silicona especial para helados ) y dejamos solidificar en el frigorífico.
  2. Aparte en un cazo, ponemos a calentar el agua, el azúcar, el zumo de limón y las ralladuras de naranja y limón. Removemos los ingredientes a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto, seguido subimos el fuego y dejamos que hierva. Cuando empiece a hervir apartamos del fuego.
  3. En un bol aparte hidratamos la gelatina neutra en agua fría durante unos minutos, y se la incorporamos escurrida al cazo donde esta la mezcla de zumo de naranja. Mezclamos bien para que se disuelva y vertemos en un recipiente hasta que se temple. Cuando el zumo se haya enfriado, cerramos el recipiente y metemos en el congelador durante 1 hora.
  4. Sacamos el sorbete del congelador y batimos para romper los cristales de hielo. Volvemos a colocar en el recipiente, tapamos y dejamos congelar 1 hora más. Hacemos éste proceso tres veces para que quede la textura ideal.
  5. Finalmente, sacamos el sorbete del congelador, batimos y rellenamos los moldes de helados que teníamos reservados. Colocamos el palito de polo y volvemos a meter en el congelador mínimo 3 horas. 
  6. Desmoldar y a disfrutarlos.
Nota: A los moldes de helados le puse dos capas de chocolate blanco, primero una con cubitos de almendra tostadas, la metí en el congelador para que solidificara unos minutos, después le puse otra capa de chocolate blanco, volví a meter en el congelador y finalmente el sorberte de naranja.



jueves, 18 de junio de 2015

PASTEL DE PERAS Y CHOCOLATE SIN GLUTEN

Se acerca el verano y junto a los helados, los pasteles con fruta se presentan como una de las opciones de repostería más idóneas. Yo elegí la pera por su dulzor y porque es una de las frutas preferidas de mi pequeño, pero tú puedes añadir la fruta que más posibilidades tenga de hacer de este pastel de chocolate otro de tus Deseos Sin Gluten.

Hoy es la pera, pero ¿y la manzana?, ¿o la acidez de la fresa o de la piña?... Uf, se abre un mundo de posibilidades... y pienso probarlas todas... ;-)



Ingredientes:

* Para la masa quebrada, podéis usar masa de hojaldre casero sin gluten:
  • 250g de harina Mix B Schar
  • 125 g de mantequilla sin sal
  • 1 huevo
  • Chorrito de leche
  • 30 g de azúcar
  • Pizca de sal
  • Pizca de goma xantana (opcional)
* Para el relleno:
  • 150 g de chocolate en tableta (yo usé chocolate con leche)
  • 2-3 galletas sin gluten 
  • 125 g de nata líquida
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 2 peras
Procedimiento:
  1. Comenzamos haciendo la masa quebrada sin gluten, en un bol grande, añadimos la harina, la goma xantana y la mantequilla a trocitos. Mezclamos con las manos bien limpias hasta obtener un "arenado".
  2. Añadimos el huevo, el azúcar, la sal, el chorrito de leche y amasamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos, pero sin amasar demasiado. (Sólo unir los ingredientes).
  3. Tapamos la bola de masa con film y la dejamos reposar 1 hora en la nevera.
  4. Precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo.
  5. Estiramos la masa con rodillo y forramos un molde para tartas de unos 25 cm.
  6. Trituramos hasta hacer polvo las galletas con el chocolate con leche y lo repartimos por toda la base de la tarta.
  7. Pelamos las peras, las cortamos por la mitad y les sacamos las pepitas. Cortamos cada mitad en finas rodajas sin llegar al final y les damos forma de abanico. Colocamos las peras sobre la base de la tarta.
  8. Aparte, batimos la nata junto con los huevos y aroma de vainilla (opcional) y cubrimos la tarta, espolvoreamos con las tres cucharadas de azúcar toda la superficie de la tarta.
  9. Metemos al horno precalentado a 200ºC arriba y abajo durante 10 min. Bajamos la temperatura a 180ºC arriba y abajo y cocemos durante 20 min. más o hasta que las peras caramelicen y el relleno haya cuajado.


jueves, 4 de junio de 2015

MACARONS DE FRUTOS ROJOS SIN GLUTEN

Este de hoy no es un post mas, estoy especialmente contenta por haber conseguido, al final, uno de los Deseos Sin Gluten que más se me ha resistido a lo largo del tiempo: los famosos Macarons, esas deliciosas galletitas tradicionales francesas unidas de 2 en 2 con una crema , ya están aquí, para nuestro disfrute.

Aunque lo había intentado varias veces, el resultado nunca estuvo a la altura. De nuevo, el pasado fin de semana me propuse que de ahí no pasaría y tras varios intentos fallidos, cuando al asomarme a través del cristal del horno vi esos pequeños montoncitos de merengue crecer, hinchar sobre la almendra molida, me dio un vuelco el corazón: Eureka!, reto superado.

Y tras probarlos, me arrepiento tanto de no haberlo conseguido antes… ¿qué se le va a hacer, ya no hay lugar para lamentaciones … habrá que recuperar todo el tiempo perdido ;-))


Ingredientes:

* Para la masa de Macarons:
  • 1 clara de huevo
  • Pizca de sal
  • 20 g de azúcar 
  • Pizca de colorante amarillo ( Para paellas)
  • 50 g de almendras molidas
  • 75 g de azúcar glass
* Para el relleno:
  • 50 g de frutos del bosque descongelados y escurridos
  • 50 g de mermelada de fresa
  • 100 g de mantequilla sin sal blanda
  • 1 cucharada de Nesquik de fresa ( Opcional)
Procedimiento:
  1. Batimos la clara a punto de nieve con la pizca de sal.
  2. Añadimos el azúcar granulado y el colorante alimentario para paellas, seguimos batiendo hasta que el azúcar se haya disuelto y tengamos un merengue que nos haga "picos"
  3. Aparte mezclamos el azúcar glass junto con la almendra molida y molemos para que quede más fina aún, lo podemos hacer en el molinillo de café, picadora o robot potente.
  4. Incorporamos ésta mezcla a la clara montada en tres veces, integrando con cuidado con una lengua de silicona, hasta terminar con toda la mezcla de almendra.
  5. Llenamos la manga pastelera con boquilla redonda lisa y formamos 24 montoncitos sobre la bandeja de horno lista con papel de hornear. Dejamos reposar unos 15-20 min. a temperatura ambiente, estarán listos para hornear cuando toquemos ligeramente la superficie y no nos manchemos el dedo.
  6. Mientras están reposando, precalentamos el horno a 150ºC arriba y abajo.
  7. Horneamos los macarons durante 15 min, con la bandeja en el nivel intermedio del horno. NO DEBEN TOSTARSE, SOLO SECARSE. Dejamos enfriar antes de desmoldar.
  8. Nos ponemos con el relleno, trituramos los frutos del bosque junto con la mermelada de fresa, yo lo hice con la base una cuchara y un colador para que no pasaran las pepitas.
  9. Vamos incorporando esta mezcla a cucharaditas pequeñas a la mantequilla blanda con unas varillas manuales, si os gusta un poco más dulce, le ponéis un para de cucharadas de azúcar, yo le puse Nesquik de fresa.
  10. Metemos la crema de frutos rojos en una manga pastelera con boquilla rizada y rellenamos los macarons. Guardar en un recipiente hermético y metemos en el frigorífico unas horas para que solidifique la crema. Servir.




miércoles, 27 de mayo de 2015

BARRITAS DE FRUTOS SECOS FACUNDO SIN GLUTEN

 “Agradecer es de sabios” … Tardé muchos años en comprender plenamente el significado de esa frase que tantas veces escuché a mi madre durante la infancia, de hecho, si tuviera que elegir sólo una de las enseñanzas que mantuve grabadas en mi memoria con el paso de los años, sería esta: la importancia de agradecer.

Hoy, como algunos blogueros del mundo Sin Gluten, he recibido un obsequio cortesía de la empresa Facundo, muestra de su amplia gama de snacks sin gluten. No es la primera vez que recibo en casa productos de una marca, pero los que pasáis por aquí a menudo, sabéis que sí es la primera vez que, de manera pública, decido agradecerlo. Tengo mis motivos…


Si sois padres entenderéis la fuerza de ese deseo de “completar” las tardes en el parque de un niño, la necesidad de hacerlas lo más “normales” posibles, la importancia de los pequeños detalles, más aún, cuando se es demasiado pequeño para entender las numerosas restricciones que la celiaquía ha traído a tu vida.

Hace unos años, cuando ni siquiera conocía la existencia de la palabra “gluten”, el diagnóstico a mi pequeño me condujo a la búsqueda desesperada de un logotipo específico impreso sobre la bolsa de cualquier paquete de snacks: Producto Sin Gluten. Muy a mi pesar, las opciones eran todavía demasiado escasas en el mercado, sin embargo, Facundo ya estaba allí. Ello me ayudó a superar aquellos primeros miedos, me lo hizo todo un poco más fácil … y este post, simplemente, pretende agradecerlo.


Hoy, siendo fiel al formato de este blog, como siempre, comparto con vosotros un nuevo Deseo Sin Gluten, esta vez utilizando para ello algunos de los productos recibidos, porque por supuesto, no hay que perder las buenas costumbres.


Por último y para terminar, me gustaría agradeceros también vuestro tiempo, el haberme permitido saltar en un post esa barrera que casi siempre separa la promoción de los contenidos. Creo que hay ocasiones, como ésta, en las que algunos pensamos que para que las cosas cambien, para que sigan sucediendo, para que todo mejore, siempre será necesario AGRADECER… ¿y por qué no?, incluso de manera explícita a cierto tipo de empresas, llamémoslas más comprometidas, ya que hay circunstancias, como las nuestras, que sólo algunas de ellas han logrado comprender y han decidido resolver.

Gracias Facundo, por concedernos algunos de nuestros Deseos… por hacernos la vida un poco más fácil.

                                                   
Ingredientes:

  • 90 g de dátiles secos en rama (pesados sin hueso)
  • 150 g de copos de avena sin gluten ( bauckhooff)
  • 80 g de frutos secos CONTRASTE FACUNDO
  • 30 g de frutos secos CUORI COCTAIL SABOR CAMPESINO FACUNDO
  • 1/2 cucharadita pequeña de canela en polvo
  • 50 g de arándanos secos
  • 130 g de miel
  • 6 cucharadas pequeñas de lino molido + 6 cucharadas soperas de agua

Procedimiento:
  1. Mezclamos las semillas de lino con el agua y dejamos gelatinizar unos 20 min
  2. Trituramos los dátiles junto con la miel y la mezcla de lino. (Reservamos)
  3. Aparte, en una sartén, salteamos los copos de avena durante unos 5 min., a continuación añadimos la mezcla de frutos secos con los arándanos desecados y salteamos otros 5 min.
  4. Agregar la pizca de canela y la mezcla de miel, dátiles y lino. Salteamos otros 5-8 min.
  5. Preparamos un molde cuadrado untado con manteca y colocamos una tira de papel de horno en la base para desmoldar mejor.
  6. Metemos al horno precalentado a 180º C arriba y abajo durante 15-20 min.
  7. (Marcar las porciones cuando todavía esta templado)

miércoles, 20 de mayo de 2015

PASTEL DE QUESO Y CHOCOLATE SIN GLUTEN

Mi marido siempre me dice que no hay dulce más bonito, que se le muestre más apetitoso, que el adornado con el color natural de una fruta... es por ello que en cada época del año, aprovechando la fruta estacional en su mejor estado, siempre elaboro alguna nueva receta donde la fruta sea protagonista.

Cuando hace unos días encontré en el blog de Maria Lunarillos esta tarta de chocolate y queso, donde el dulzor cremoso se mezcla con la deliciosa acidez de las fresas, sentí de inmediato que debía adaptarla para que, a partir de ahora, también estuviera entre nuestros Deseos Sin Gluten de primavera.



Ingredientes:

* Para la base de galletas:
  • 150 g de galletas sin gluten 
  • 30 g de azúcar
  • 40 g de chocolate fondant
  • 2 cucharadas pequeñas de cacao puro en polvo
  • 30 g de mantequilla fundida

* Para el relleno:
  • 600 g de queso crema tipo Philadelphia
  • 50 g de queso curado
  • 100 g de azúcar
  • 50 g de sirpore de agave
  • Semillas de una vaina de vainilla
  • 3 huevos 
  • Chorrito de ron 
  • 200 g de chocolate fondant
  • Fresas para decorar
  • Sirope de agave para dar brillo a las fresas
Procedimiento:
  1. Precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo.
  2. Trituramos las galletas junto con el azúcar, el chocolate y el cacao, mezclamos con la mantequilla derretida y colocamos en la base de un molde desmontable de unos 22 cm. (el que usé). Horneamos la base durante unos 7-10 min. Dejamos enfriar.
  3. Aparte en un bol grande, mezclamos el queso crema, el queso curado, el azúcar, el sirope de agave, la vainilla, los huevos batidos y el ron con unas varillas manuales o lo podéis hacer también en robot. Incorporamos el chocolate fundido poco a poco a la mezcla de queso hasta que esté totalmente integrado.
  4. Vertemos el preparado en el molde que tenemos reservado y metemos al horno a 200ºC durante 10 min. después bajamos la temperatura del horno a 130ºC y cocemos durante 1 hora más o menos o hasta que esté cuajado. ( o hasta que al pinchar con una brocheta ésta salga limpia, yo lo dejé unos minutos más).Sacamos del horno y dejamos enfriar totalmente. 
  5. Lavamos las fresas, cortamos las hojas y se las colocamos en la superficie de nuestro pastel, con una brocha le damos brillo a las fresas con el sirope de agave. 





lunes, 11 de mayo de 2015

GALLETAS DECORADAS CON GLASA SIN GLUTEN

Es tiempo de comuniones, de niños emocionados por ese día de celebración en torno a ellos, tiempo de creencias aderezadas con, trajes, diversión, regalos y comidas ...
Llevaba un tiempo pensando en incorporar la glasa real a unos de mis Deseos Sin Gluten, tener mi primera experiencia con una técnica a la que siempre he tenido cierto respeto.
Cuando unos amigos me pidieron unas galletas para la comunión Gluten Free de su hija, entendí que había llegado el momento: me encantaba la idea de formar parte de las fotos y recuerdos de un niño para el resto de su vida, sin duda, era la ocasión ideal para atraverme con ello...

... y después de varios intentos, este es el resultado: mis primeras galletas con glasa y Sin Gluten


Ingredientes:

* Para la masa de galletas:
  • 220 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 230 g de azúcar glass
  • 200 g de harina Mix C Dolci Schar
  • 100 g de harina de arroz
  • 100 g de almidón de mandioca dulce
  • 50 g de maicena
  • 1 clara de huevo
  • Aroma (opcional)
  • Pizca de goma xantana

* Para la glasa real o Royal Icing:
  • 500 g de azúcar glass tamizado
  • 37 g de albúmina en polvo
  • pizca de cremor tártaro
  • 70 ml de agua.
  • Aroma vainilla (opcional)
  • Colorantes
Procedimiento:
  1. En el bol de la amasadora, con la mariposa colocada, vertemos la mantequilla a temperatura ambiente y batimos a velocidad 2 hasta que nos quede en punto pomada (3 min)
  2. Bajamos con una espátula la mantequilla de los bordes y con la amasadora a velocidad mínima vamos incorporando el azúcar glass hasta que quede integrada. Subimos la velocidad al 3 más o menos 1 min y veremos que la mantequilla ha blanqueado y queda esponjosa.
  3. Con la máquina a velocidad 2, añadimos la clara de huevo y el aroma hasta que se integre por completo. A continuación, vamos incorporando las harinas tamizadas junto con la goma xantana poco a poco sin parar la máquina hasta que quede integrada.
  4. Sacamos la masa, boleamos para que quede una masa uniforme, envolvemos con film transparente y dejamos reposar 15-20 min en el frigorífico.
  5. Sacamos y formamos las galletas que iremos colocando en la bandeja del horno preparada con papel de hornear, tapamos con film transparente y volvemos a meter en el frigorífico mínimo 3 horas, yo las horneé al día siguiente. ( Las refrigeré en bandejas que no son de horno para que reposaran todas a la vez y para hornear, usé 2 bandejas de horno, una horneada dentro y la siguiente esperando en el frigorífico, así, para cocer la tercera horneada ya estaba fría la primera bandeja del horno.)
  6. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo y cocemos las galletas durante 10-15 min o hasta que estén doradas.
  7. Dejamos enfriar en rejilla totalmente para poder decorar.
  8. Para hacer la glasa real, tamizamos el azúcar, la albúmina y el cremor tártaro, incorporamos el agua y batimos en la amasadora con las varillas 10 minutos a velocidad baja.
  9. Ya tenemos lista la glasa real con una consistencia dura que también se le llama glasa madre. A partir de ésta, vamos añadiendo agua (muy poca) para conseguir diferentes consistencias.
  10. Cogemos parte de la glasa teñimos a conveniencia y metemos en diferentes mangas pasteleras con boquillas del número 1 o 2 depende del grosor que queramos. Y listas para decorar.( Es importante que las mangas pastelera llenas de glasa real que no se estén usando en ese momento estén siempre envueltas en un paño húmedo para que no se seque y tapone las boquillas)
  11. Las caritas de las muñecas están hechas con fondant. Una vez decoradas, dejar secar totalmente unas horas