Un blog dedicado a mi hijo...


jueves, 4 de febrero de 2016

GALLETAS PRETZELS DE CHOCOLATE SIN LACTOSA Y SIN GLUTEN


Debido a la cantidad de mensajes recibidos a partir de la publicación de la anterior receta, al interés que la gente sin lactosa ha demostrado por las rosquillas de anís glaseadas, como respuesta a alguna de esas preguntas hoy os presento una variante, también sin lactosa y sin gluten.


Ingredientes:

  • 200 g de almidón de mandioca dulce
  • 100 g de almendra molida
  • 60 g de harina de arroz
  • 30 g de harina de trigo sarraceno
  • 20 g de cacao puro en polvo Valor
  • 100 g de aceite de girasol
  • 120 g de azúcar
  • Pizca de goma xantana (Opcional)
  • 2 huevos
  • 1 cucharada pequeña de levadura en polvo
  • pizca de sal
  • 1 clara de huevo ( Para el glaseado)
  • 60 g de azúcar glass (Para en glaseado)
  • 1 cucharada pequeña de cacao puro en polvo ( Para el glaseado)
  • Almendra en cubitos para decorar

Procedimiento:
  1. En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen el volumen, seguido añadimos el aceite de girasol sin dejar de batir hasta que se integre.
  2. Aparte mezclamos las harinas junto con la harina de almendra, el cacao, la goma xantana y la sal. Amasamos hasta conseguir una masa muy manejable y que no se nos pegue a las manos. (Añadir un poco de harina más si fuera necesario).
  3. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo 
  4. Formamos nuestras galletas de la forma que más nos guste, yo he optado por hacerlas en forma de Pretzels. Las vamos colocando en la bandeja del horno lista con papel de hornear y separadas entre sí. Dejamos enfriar del todo.
  5. Metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 25 min.
  6. Para el glaseado batimos la clara con el azúcar glass hasta que espese, añadimos el cacao y mezclamos hasta conseguir una crema homogénea.
  7. Cubrimos la mitad de nuestras galletas con éste glaseado y espolvoreamos con la almendra en cubitos. 
  8. Colocamos las galletas en la bandeja del horno y volvemos a meter a 50ºC arriba y abajo durante 15 min. hasta que se seque el glaseado.


viernes, 29 de enero de 2016

ROSQUILLAS DE ANÍS GLASEADAS SIN LACTOSA Y SIN GLUTEN

Esta de hoy es una receta para amantes de los sabores tradicionales, para los que prefieren la repostería sencilla de toda la vida. Esta vez, además, estas rosquillas de anís glaseadas Sin Gluten son aptas para intolerantes a la lactosa.

Sin gluten, sin lactosa, sin mantequilla ni manteca... Este es un buen ejemplo de cómo lo tradicional puede adaptarse a las necesidades específicas de todos aquellos que deben comer de una manera, sin tener que renunciar a sus dulces Deseos.



Ingredientes:

  • 200 g de almidón de mandioca dulce
  • 100 g de almidón de patata
  • 60 g de harina fina de maíz
  • 40 g de harina de trigo sarraceno
  • 3 huevos
  • 1/2 cucharada pequeña de anís molido
  • 100 g de aceite de girasol
  • 2 cucharadas pequeñas de levadura en polvo
  • 100 g de azúcar
  • 100 g de azúcar glass para el glaseado
  • Pizca de sal
  • Pizca de bicarbonato.


Procedimiento:
  1. En un bol grande, batimos con varillas eléctricas 2 huevos con el azúcar y con el anís molido. A continuación añadimos el aceite de girasol sin dejar de batir hasta que se integre.
  2. Aparte, en otro bol, tamizamos las harinas mezcladas con la levadura, la sal, el bicarbonato y vertemos en el centro la mezcla de huevos. Amasamos hasta conseguir una masa muy manejable y que no se nos pegue a las manos.(Añadir un poco de harina si hiciera falta).
  3. Precalentar el horno a 180ºC arriba y abajo
  4. Hacemos las rosquillas cogiendo porciones de masa, formamos un cilindro de unos 20 cm de largo y 1 cm de ancho más o menos, doblamos a la mitad, entrelazamos y unimos los extremos. Así con toda la masa. Colocamos las rosquillas en la bandeja del horno preparada con papel de hornear y separadas entre sí.
  5. Pintamos las rosquillas con la yema del huevo restante batida con unas gotas de agua (Reservamos la clara para el glaseado)
  6. Metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 25 min. Sacamos del horno y dejamos enfriar del todo.
  7. Mantenemos el horno encendido a 50ºC.
  8. Para el glaseado, batimos con las varillas eléctricas la clara que tenemos reservada con el azúcar glass hasta que espese y vamos mojando la superficie de cada rosquilla.
  9. Volvemos a colocar las rosquillas ya glaseadas en la bandeja y metemos al horno a 50ºC arriba y abajo durante 10 minutos más o menos, hasta que el glaseado esté seco.





jueves, 21 de enero de 2016

GALLETAS DE CHOCOLATE BLANCO SIN HUEVO Y SIN GLUTEN

Toda casa Gluten Free que se precie debería tener siempre disponible, al menos, unas galletitas caseras con las que endulzar el día a día. Es por ello que acostumbro a tener en el congelador un buen túper surtido de galletas variadas, procedentes de los excedentes de las distintas horneadas que hago durante el mes.

Hoy os presento una deliciosa galleta que acabo de descubrir, toda una tentación para los amantes del chocolate blanco. Todavía siguen enfriándose en un plato, pero al paso que van mis chicos, es poco probable que esta vez sobre alguna para congelar. ¡Qué se les va a hacer! Habrá que encender el horno de nuevo ...


Ingredientes:

  • 120 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de harina de arroz
  • 70 g de harina fina de maíz 
  • 70 g de azúcar glass
  • 40 g de leche
  • 80 g de chocolate de cobertura blanco.
  • 100 g de chocolate de cobertura blanco para decorar
  • Colorante rojo ( Pupi red Sugarfly)
  • Topping


Procedimiento:
  1. En un bol grande batimos la mantequilla con el azúcar glass hasta que se integre. (Lo podéis hacer con varillas manuales, robot de cocina o varillas eléctricas.)
  2. Incorporamos las harinas tamizadas y mezclamos bien hasta conseguir un arenado. Añadimos el chocolate blanco fundido al baño María ( Justo lo que necesite para derretirse para que no esté demasiado caliente) y la leche. Mezclamos bien hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos.
  3. Llenamos la manga pastelera grande con boquilla rizada, yo he usado la 1M Wilton.
  4. En la bandeja del horno preparada con papel de hornear, formamos nuestras galletas haciendo rosetas, (empezando desde el centro y haciendo una espiral hacia afuera), en forma de "3", o como más os guste.
  5. Metemos las galletas en el frigorífico mientras se precalienta el horno a 180ºC arriba y abajo.
  6. Una vez que esté el horno precalentado, metemos nuestras galletas y cocemos a 180ºC arriba y abajo durante 12-15 min. o hasta que estén doradas. Dejamos enfriar unos minutos en la bandeja y después pasamos a una rejilla para enfriarse del todo.
  7. A parte derretimos el chocolate blanco al baño María, le añadimos el colorante, mezclamos bien para conseguir el color deseado, bañamos nuestras galletas por un lado y decoramos con los topping que más nos gusten. 

martes, 12 de enero de 2016

TARTA DE PIÑA Y PISTACHOS SIN HUEVO Y SIN GLUTEN

Atrás quedaron las Navidades y, para empezar de nuevo a andar el camino, estaba dispuesta a estrenar el año con algún reto, alguna de esas recetas atípicas y entretenidas en su elaboración cuyo resultado suele llamar la atención.

Gelatina, pistacho, nata y piña caramelizada unidas en una deliciosa combinación fría, pero sin duda alguna, lo que más me atrajo de este nuevo Deseo Sin Gluten es su forma semiesférica, lograrlo era el verdadero reto. Ahora puedo deciros que no es tan laborioso como parece... ¿Tenéis vuestro bol a mano? Pues, ¿a qué esperáis? Manos a la obra y buen provecho.


Ingredientes:

* Para la cobertura de pistachos:
  • 200 g de pistachos pelados
  • 5 láminas de gelatina neutra
  • 100 g de agua
  • 5 cucharadas de vino Moscatel
  • 60 g de azúcar
* Para el relleno:
  • 300 g de piña natural
  • 50 g de almendras crudas peladas
  • 200 g de azúcar
  • 9 láminas de gelatina neutra
  • 500 g de nata para montar
  • 300g de leche.

Procedimiento:
  1. Primero preparamos la cobertura de pistachos. (He usado un molde esférico de aluminio de 1,25 l. de capacidad, podéis usar una ensaladera o algún recipiente parecido). Pelamos muy bien los pistachos, troceamos con un cuchillo (Yo los he envuelto en un paño de cocina limpio, lo he movido bien para quitarle la máxima cantidad de piel que los cubre y luego los he troceado). Reservamos. Metemos el molde vacío en el frigorífico para que sea más fácil untar la cobertura.
  2. En un plato con agua fría ponemos a hidratar la gelatina. Aparte en un cazo ponemos a cocer el agua con el azúcar, dejamos hervir hasta que el azúcar se haya disuelto, agregamos la gelatina hidratada y escurrida junto con el vino Moscatel y mezclamos bien hasta que se haya integrado del todo. 
  3. Sacamos el molde del frigorífico, con una brocha untamos toda la base del molde para formar una capa, dejamos solidificar unos minutos, volvemos a untar con gelatina y espolvoreamos toda la base del molde con los pistachos que teníamos reservados presionando un poco para que se queden adheridos. Una vez que tengamos la costra de pistachos bien tupida por toda la base, dejamos solidificar en el frigorífico y nos ponemos con el relleno. 
  4. En un cazo pequeño ponemos a hervir la piña troceada con 50 g de azúcar moreno de caña y dejamos cocer unos 15 minutos removiendo de vez en cuando hasta que quede la piña caramelizada. Apartamos del fuego y dejamos enfriar del todo.
  5. Aparte en un cazo ponemos a calentar la leche, las almendras troceadas, el resto del azúcar y dejamos hervir unos 5 min removiendo de vez en cuando, a continuación incorporamos la gelatina hidratada y escurrida y sin dejar de remover hasta que se haya disuelto totalmente. Colamos y dejamos enfriar.
  6. Montamos la nata y le vamos añadiendo poco a poco la leche ya fría hasta que se integre y por último la piña caramelizada. Vertemos la crema en el molde que tenemos reservado en el frigorífico con la cobertura de pistachos y dejamos cuajar mínimo 3 horas. ( Yo lo hice de un día para otro, así tenemos la seguridad de que estará cuajado del todo)
  7. Para desmoldar metemos unos instantes en agua caliente, pasamos un cuchillo alrededor del contorno y la volcamos en un plato amplio. Decoramos con nata montada y unos pistachos enteros. Guardamos en el frigorífico hasta que la vayamos a servir.


jueves, 24 de diciembre de 2015

Mi último Deseo de 2015...

En un blog como éste, repleto de Deseos, para terminar el año solo me falta compartir uno más:
os Deseo unas "Felices Fiestas y un próspero 2016".


Nos vemos muy pronto...

jueves, 17 de diciembre de 2015

PANETTONE GLASEADO SIN GLUTEN

Continuamos bailando al son de las fechas que corren... y es que hay pocas recetas tan asociadas a la Navidad como el internacionalmente conocido Panettone.

Este pan dulce de Navidad, típico de Milán (Italia), con pasas y fruta escarchada, es un Deseo Sin Gluten versátil donde los haya. En casa, aparte de servir como postre, también lo disfrutamos tostado en rebanadas y untado con mermelada, la verdad es que es difícil escapar a su dulce tentación... y es que cuando está cerca, en cualquier momento del día, su agradable olor navideño parece que te llama... y en estos casos resultamos ser tan débiles.



Ingredientes:

Masa madre:
  • 200 g de agua ligeramente templada 
  • 160 g de harina Proceli 
  • 40 g de harina de trigo sarraceno 
  • 11 g de levadura seca de pan 
Mezclamos todos los ingredientes de la masa madre, formamos una bola ,tapamos con film y dejamos reposar toda la noche a temperatura ambiente


Masa:
  • 300 g de harina Proceli 
  • 150 g de harina mix B Schar 
  • 50 g de harina de trigo sarraceno 
  • 140 g de azúcar integral de caña 
  • 60 g de miel 
  • 3 huevos 
  • 2 yemas 
  • 85 g de chocolate blanco 
  • 100 g de frutas escarchadas 
  • 25 g de agua de azahar 
  • 25 g de leche en polvo 
  • 100 g de leche 
  • 1 sobre de levadura seca de pan Maicena 
  • Ralladura de una naranja y un limón 
  • 100 g de mantequilla derretida 
  • Pizca de sal 


Procedimiento:
  1. En el bol de la amasadora con el gancho colocado, ponemos las harinas, la pizca de sal, la levadura, el azúcar, los huevos, las yemas, la leche, el agua de azahar, las ralladuras y la leche en polvo. Amasamos un par de minutos, agregamos la miel y seguimos amasando 5 min. más a velocidad 2 (O velocidad baja) hasta que los ingredientes se hayan integrado. 
  2. Incorporamos la masa madre que tenemos reservada del día antes y amasamos durante 10 min a velocidad 2. 
  3. A continuación vamos añadiendo la mantequilla derretida pero fría poco a poco sin parar la máquina y amasamos durante 5 min. hasta conseguir una masa lisa y homogénea pero muy pegajosa. 
  4. Incorporamos el chocolate y las frutas escarchas troceadas con una lengua de silicona quedando bien repartida por toda la masa. Tapamos el bol con film transparente y dejamos levar hasta que doble el volumen en un sitio cerrado, yo lo entro en el horno apagado durante 1 hora y media o 2 horas. 
  5. Sacamos la masa y la boleamos un poco (no mucho) sobre un papel de horno untado con aceite. Nos ayudamos de este papel para meter la masa en el molde de panettone (Nos será más cómodo) y volvemos a meter nuestro panettone en el horno apagado para levar durante 40-60 min. o hasta que la masa asome un poco por el borde del molde. 
  6. Sacamos y precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo. 
  7. Mientras se precalienta el horno pintamos nuestro panettone con un poco de mantequilla fundida. 
  8. Metemos en el horno, bajamos la temperatura a 170ºC y cocemos durante 50-60 min. Sí vemos que se tuesta demasiado colocamos un trozo de papel de aluminio ( Este se empezó a dorar unos 15 min antes y le puse el papel de aluminio por encima) 
  9. Una vez sacado del horno, atravesamos 2 palos de brochetas a unos 2 cm desde la base del panettone y colgamos boca abajo hasta que se enfríe del todo. Decorar a gusto. 






jueves, 10 de diciembre de 2015

GALLETAS DE JENGIBRE SIN GLUTEN

Dice el refrán que "quien la sigue la consigue"... y después de varios intentos, de varias mezclas de harina y horneados, de todo un proceso de ensayo-error, al final, ya las tengo: las universalmente conocidas Galletas de Jengibre ya están entre nuestros Deseos Sin Gluten típicos de Navidad.

Su olor a canela y a jengibre, su crujiente mordida, su simpática forma de muñeco sonriente... al probarlas te das cuenta de que esta no es una receta más y de que su fama, tiene muchos porqués.


Ingredientes:

  • 200 g de harina Farina de Schär
  • 50 g de almendra molida
  • 50 g de harina de trigo sarraceno
  • 8 g de raíz de jengibre fresco
  • 1 cucharada sopera de canela en polvo
  • 3 semillas de cardamomo machacadas
  • Pizca de nuez moscada
  • 2 clavos de olor
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 g de azúcar mascabado
  • Pizca de goma xantana (opcional)
  • Pizca de bicarbonato 
  • 1 huevo L.


Procedimiento:
  1. Trituramos en el mortero las semillas de cardamomo y los clavos de olor. Pelamos el trocito de jengibre, lo machacamos todo junto en el mortero hasta que obtengamos una pasta. Reservamos.
  2. En un bol grande batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integre y quede una crema homogénea, a continuación le incorporamos el huevo junto con la pasta de jengibre que tenemos reservada y mezclamos.
  3. Aparte unimos las harinas con la almendra molida, la canela en polvo, la nuez moscada, la goma xantana y el bicarbonato todo bien mezclado.
  4. Vamos incorporando la mezcla de harinas a la mantequilla y mezclamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos.( Poner un poco de harina si fuera necesario)
  5. Tapamos con film transparente y dejamos reposar la masa media hora en el frigorífico.
  6. Estiramos la masa con rodillo entre dos papeles de hornear y formamos nuestras galletas de jengibre con el cortador que más os guste (yo he usado uno en forma de hombrecito de jengibre). Vamos colocando las galletas en la bandeja del horno con papel de hornear y volvemos a meter en el frigorífico hasta que endurezcan, es importante que las galletas y la bandeja estén bien frías.
  7. Precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo.
  8. Cocemos nuestras galletas durante 12-15 min a 180ºC arriba y abajo.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

GALLETAS DE NARANJA GLASEADAS SIN LÁCTEOS Y SIN GLUTEN

Seguro que no os habrá pasado desapercibido... ¡La Navidad ya está aquí! Todo a nuestro alrededor se ha llenado de luces de colores y papeles brillantes que hablan de celebración. Es tiempo de ir haciendo acopio de esos Deseos Sin Gluten que, junto a turrones y polvorones, endulzarán aún más nuestras mesas.

Yo ya me he puesto manos a la obra con uno de nuestros preferidos. En mi congelador, ya aguardan el momento adecuado dos docenas de preciosas estrellitas nevadas de mazapán, porque no hay nada tan apropiado, tan navideño, como la forma de una estrella y el mazapán.

Todos en casa sabemos que están allí, fresquitas y deliciosas, y quedan tantos días ...

¿Seremos capaces de resistir a la tentación? Mucho me temo que va a ser difícil ;-)


Ingredientes:

* Para la masa:
  • 3 claras de huevo
  • 180 g de azúcar 
  • Ralladura de 2 naranjas
  • 350 g de almendra molida
  • 2 cucharadas soperas de zumo de naranja
* Para el glaseado:
  • 1 clara de huevo
  • 100 g de azúcar glass


Procedimiento:
  1. En un bol grande batimos las claras a punto de nieve con la pizca de sal. Añadimos el azúcar poco a poco y seguimos batiendo hasta que se haya disuelto.
  2. Incorporamos la ralladura de naranja, la almendra molida y el zumo de naranja, mezclamos con cuidado para integrar todos los ingredientes. Tapamos con film y dejamos reposar la masa toda la noche en el frigorífico.
  3. Extendemos la masa entre dos papeles de horno y espolvoreamos con almendra molida para que sea más fácil manejar la masa, formamos nuestras galletas y las vamos colocando en la bandeja del horno con papel de hornear. Metemos las galletas en el congelador durante una hora. 
  4. Precalentamos el horno a 150ºC arriba y abajo.
  5. Para el glaseado, montamos a punto de nieve la clara de huevo con una pizca de sal, añadimos el azúcar glass y batimos hasta conseguir una crema lisa y brillante. Pintamos con una brocha las galletas.
  6. Metemos las galletas al horno precalentado a 150ºC arriba y abajo en el nivel inferior del horno y cocemos durante 20 min. Dejamos enfriar del todo.




viernes, 27 de noviembre de 2015

ALMENDRADOS HOLANDESES SIN GLUTEN

¡Qué gracia tiene! Mi marido, que a veces es muuuuuuuuy exagerado en sus explicaciones, dice que hay muerdos que paran la masticación, la respiración, por un instante maravilloso, para después, acelerarla a tope. Dice que hay sabores que abren los ojos, que cambian el gesto porque sorprenden, porque no esperas lo que encuentras cuando, de repente, los experimentas. ¡Qué cuento le echa para decir que algo le encanta!

Dice que el Deseo Sin Gluten de hoy le ha regalado uno de esos instantes que uno siempre quiere volver a repetir hasta la saciedad... y que necesita de mi inestimable ayuda ... ;-)


Ingredientes:
  • 2 claras de huevo
  • 175 g de almendras molidas
  • 200 g de azúcar glass
  • 200 g de chocolate fondant


Procedimiento:
  1. Precalentamos el horno a 200º C arriba y abajo.
  2. En un bol grande montamos las claras a punto de nieve, cuando comience a espumar incorporamos el azúcar poco a poco sin dejar de batir con batidora eléctrica a velocidad baja.
  3. Cuando tengamos el azúcar totalmente integrada, le añadimos la almendra molida y con unas varillas manuales mezclamos con movimientos envolventes.
  4. Llenamos con la masa una manga pastelera con boquilla lisa y formamos bastoncitos de unos 5 cm sobre la bandeja del horno preparada con papel de hornear. Dejamos espacio entre los bastocitos porque crecen al cocerse.
  5. Metemos al horno y bajamos la temperatura a 180ºC arriba y abajo, cocemos durante 12-15 min o hasta que estén dorados. Dejamos enfriar del todo.
  6. Aparte, derretimos el chocolate al baño María, mojamos las bases de las galletas y decoramos con hilos de chocolate por la superficie. Dejamos endurecer el chocolate y listas para disfrutarlas.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

PASTEL FLOR DE CREMA DE AVELLANAS SIN GLUTEN PASO A PASO

Mi pequeño, que acostumbra a sentarse conmigo en el sofá mientras ojeo libros de cocina o navego en la tablet al final del día, me había expresado en varias ocasiones lo atractivo que le resultaba la forma trenzada de esta Star shaped bread. Estaba claro, esta receta, tantas veces admirada por él en numerosos sitios de la red, tenía que ser adaptada para que formara parte de sus Deseos Sin Gluten.

Para ello, recurrí a una masa saludable y baja en grasas que ya os presenté en su día, en una receta de empanadillas con membrillo, aunque esta vez, decidí experimentar con una nueva mezcla de harinas... 

Ahora, con un círculo de masa rellena de crema de cacao sobre la encimera, tan sólo quedaba la parte artística antes del horneado. Llamé a mi pequeño y quise hacerle partícipe del divertido proceso de manualidades que esta elaboración requiere ... y mientras torcía cuidadosamente las porciones de masa, me di cuenta de que quizá, por esta vez, lo de menos para él sería el momento de degustarla.



Ingredientes:
  • 150 g de queso batido 0% materia grasa
  • 50 g de aceite de girasol
  • 50 g de azúcar vainillado
  • 50 ml de leche
  • 150 g de harina panificable ( Carrefour)
  • 100 g de harina de arroz
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Crema de cacao y avellanas
  • Huevo para pintar


Procedimiento:
  1. En un bol batimos el queso con el aceite, el azúcar y la leche hasta que nos quede una crema homogénea con unas varillas manuales o con robot de cocina.
  2. Mezclamos las harinas con la levadura y se la vamos añadiendo a la crema de queso hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos. ( Añadir un poco de harina si hiciera falta) Tapamos con film y dejamos reposar a temperatura ambiente unos 30 min.
  3. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo.
  4. Dividimos la masa en dos partes iguales, estiramos y le damos forma redonda, (yo con un plato grande.)
  5. Colocamos una base en la bandeja del horno preparada con papel de hornear, la untamos con la crema de cacao y avellanas dejando unos 2 cm por el borde. 
  6. Tapamos con la otra base y sellamos los bordes con un poco de agua o con huevo batido.
  7. Para hacer la flor, cortamos la masa en 4 cuadrantes, que a su vez dividimos en 4 partes, en total nos quedarían 16 partes. 
  8. Torcemos cada parte dos veces con mucho cuidado de no romper la masa. Así con todas las porciones. Sellamos los bordes, pintamos con huevo batido y metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 20-25 min o hasta que esté dorada.