Un blog dedicado a mi hijo...


jueves, 19 de julio de 2018

BARRA HELADA DE CHOCOLATE, CAFÉ Y NARANJA SIN GLUTEN

Adaptación, todo es cuestión de adaptación… Que hace calor, una cierra temporada de horno y empieza a hacer hueco en el congelador, cosa que no siempre es fácil… Pero nada, con un poco de Tetris, ya tenemos el espacio reservado, listo para esperar un Deseo Sin Gluten “de temporada”.

Chocolate, café y naranja, la combinación de sabores no puede fallar en esta barra de helado pensada para combatir las temperaturas que nos acechan. Ahora sí, ya puede venir todo el calor que quiera… ;-)


Ingredientes:
  • 500 ml de nata
  • 120 g de azúcar
  • 5 yemas de huevos L
  • 40 g de chocolate fondant
  • 100 ml de zumo de naranja
  • Piel rallada de 2 naranjas
  • 1 cucharada pequeña de café soluble
  • 1 cucharada de leche
* Para el helado de chocolate:
  • 500 ml de leche
  • 4 yemas de huevo L
  • 120 g de azúcar
  • 100 g de chocolate fondant
  • 1 vaina de vainilla

 Procedimiento:

  1. Primero preparamos el helado de chocolate. Troceamos el chocolate. En un cazo, hervimos la leche con la vaina de vainilla. Aparte, en un cuenco, batimos las yemas de huevo junto con el azúcar con unas varillas manuales, hasta conseguir una mezcla homogénea, vertemos la leche caliente en forma de hilo a través de un colador y poco a poco sin dejar de remover. Volvemos a meter la crema en el cazo y dejamos cocer a fuego suave hasta que la crema espese, pero sin llegar a hervir. Retiramos el cazo del fuego, añadimos el chocolate troceado,mezclamos hasta que se disuelva por completo y dejamos enfriar la mezcla. Vertemos la crema en la heladora y programar el tiempo indicado en las instrucciones. Una vez que tengamos el helado de chocolate hecho, cubrimos los laterales más largos del molde, yo usé uno tipo Plum Cake y reservamos en el congelador.
  2. Vertemos el zumo de naranja en un cazo pequeño, llevamos a ebullición hasta reducirlo a la mitad y reservamos. Aparte, disolvemos en una taza, el café soluble con la leche y reservamos. En un cazo pequeño ponemos a hervir 100 ml de agua con el azúcar, durante unos 7-8 min hasta conseguir un almíbar denso y transparente.
  3. En un bol, trabajar las yemas de huevo con la batidora hasta que espumen, y verter poco a poco el almíbar caliente sin dejar de remover.
  4. Dividimos la crema obtenida en tres recipientes. A continuación, troceamos el chocolate fondant, añadirlo en una de las partes y mezclar bien hasta que se disuelva y reservar. Incorporar a la segunda parte de la crema, el zumo reducido y la piel rayada de naranja, mezclar y reservar. Añadir a la tercera parte de la crema, el café disuelto en la leche.
  5. Montamos la nata a punto de nieve, dividirlas en tres partes iguales, incorporar una de ellas a la crema de chocolate, otra a la crema de naranja y la última a la crema de café.
  6. Sacamos el molde del congelador, vertemos la crema de chocolate, nivelamos y congelamos unos 10-15 min. A continuación sacamos el molde y vertemos la crema de café y volvemos a nivelar y metemos en el congelador otros 10-15min. repetimos la misma operación con la crema de naranja y conservamos el molde en el congelador durante al menos 3 horas.
  7. Sacamos el molde del congelador, desmoldamos y colocamos en una bandeja de servir y decoramos con virutas de chocolate blanco y con leche.


miércoles, 4 de julio de 2018

PASTEL DE ALMENDRA Y COCO SIN GLUTEN

Nunca os lo había dicho antes, pero lo que hoy os cuento es algo que siento de verdad, algo que hace años que me anima a seguir con este proyecto adelante: esto de publicar recetas en un blog tiene una doble satisfacción.

Por un lado está la parte de la cocina: el investigar, el descubrir, el ensayo y error hasta dar con la tecla, el aprendizaje que todo proceso lleva consigo… Esta es la parte que más disfruto, al fin y al cabo, tiene que existir una motivación verdadera para que cualquier causa, llevada a cabo de manera voluntaria, se mantenga viva.

Por otro lado está la parte de la publicación en el blog: la redacción de la receta, la elección de una decoración, la luz y la fotografía, la maquetación y la publicación en las redes sociales… Esta es la parte que mas me enorgullece. Mucha gente disfruta cocinando, tienen la cocina como parte de sus hobbies, pero dar el paso a publicar lo que aprendes, compartir de manera desinteresada el conocimiento que día a día adquieres, regalar tu tiempo a una causa, a los otros, es sin duda lo que da sentido a todo el trabajo invertido.

Ahora, y como no podía ser de otra forma, aquí os dejo otro de esos Deseos Sin Gluten con la intención de que mi tiempo, os sirva de ayuda. ¡Bon apetite!




Ingredientes:

* Para el bizcocho:
  • 4 huevos L
  • Pizca de sal
  • 100 g de azúcar moreno de caña o panela
  • 60 g de almendra molida
  • 40 g de coco rallado
  • 2 cucharadas soperas de harina de arroz
  • 50 g de almendras fileteadas

* Para el relleno: 
  • 100 g de chocolate negro
  • 15 g de mantequilla
  • 300 g de nata para montar
  • Azúcar glass para espolvorear



 Procedimiento:
  1. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo. Engrasamos 3 moldes de 20 cm y forramos la base con papel de hornear.
  2. Para hacer los bizcochos: En un bol amplio, batimos los huevos con el azúcar y una pizca de sal, hasta que doble el volumen y blanqueen, y obtener una crema espumosa, incorporamos la almendra molida, el coco, la harina de arroz y mezclamos hasta conseguir una crema homogénea. Vertemos en los moldes que tenemos preparados. 
  3. Espolvoreamos almendra laminada sobre uno de ellos, y metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 15-20 min o hasta que estén dorados. Desmoldamos cuando se enfríen y reservamos.
  4. Para preparar el relleno: derretimos el chocolate con la mantequilla al baño María y dejamos que se entibie. Mientras montamos la nata, la incorporamos al chocolate y mezclamos muy bien.
  5. Colocamos la base de bizcocho en una fuente o plato para servir, cubrimos con el relleno, colocamos la siguiente base, volvemos a rellenar y finalmente colocamos el bizcocho con la almendra laminada. Reservamos en el frigorífico 1 hora para que coja consistencia. Antes de servir, espolvorear con azúcar glass toda la superficie.

jueves, 21 de junio de 2018

PEINES DULCES CON CIRUELAS Y AVELLANAS SIN HUEVO Y SIN GLUTEN

Ya echaba de menos el olor dulzón a horno caliente, y es que cuando dejo de hacer por un tiempo nuestros Deseos Sin Gluten, obligaciones de la vida, me siento como si me faltara algo… Es maravilloso eso de tener tiempo para dedicar a las cosas que te apasionan, recargas las pilas.

Hoy ha tocado. He sacado un hueco y me he puesto a hacer peines. Sí, leéis bien, peines, aunque estos sean dulces y rellenos de una masa de avellana y ciruela. ¿No os parece original? En casa han llamado mucho la atención, son ideales como tentempié para merendillas y llevar al cole o al trabajo. Probadlos con distintos rellenos, a gusto del consumidor, pero siempre con una glasa por fuera para darle un poco de dulzor a la vida... y después me contáis el peinado que se os queda ;-)


Ingredientes:

* Para la masa:

  • 225 g de queso cremoso
  • 100 g de mantequilla
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado
  • 100 g de harina Belbake
  • 100 g de harina MixB Schär
  • 50 g de harina de arroz integral
  • 1 cucharada pequeña de levadura postres.
  • Pizca de sal
* Para el relleno:
  • 100 g de ciruelas pasas
  • 70 g de avellanas 
  • 20 g de azúcar moreno de caña o panela



Procedimiento:
  1. Para hacer la masa, en un recipiente, mezclamos el queso crema junto con la mantequilla, el azúcar vainillado y la pizca de sal. Añadimos las harinas y la levadura y amasamos hasta conseguir una masa homogénea y que no se pegue a las manos. Tapamos con film y dejamos reposar en el frigorífico media hora.
  2. Estiramos la masa con rodillo hasta formamos rectángulos de 10x10.
  3. Aparte, hacemos el relleno, trituramos las ciruelas pasas junto con las avellanas y el azúcar moreno de caña hasta conseguir una pasta. Reservamos.
  4. Para hacer nuestros "Peines", colocamos un poco de relleno justo en el centro de cada rectángulo, sellamos el lateral con un poco de agua y le hacemos pequeños cortes en el lateral sellado y los vamos colocando en la bandeja del horno preparada con papel de hornear.
  5. Cocemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 20-25 min o hasta que estén dorados. Dejamos enfriar en rejilla.
  6. Para decorar, hacemos una glasa mezclando 120 g de azúcar glass y unas gotas de zumo de limón hasta conseguir una crema espesa y cubrimos todos los "Peines".
  7. ¡A DISFRUTARLOS!




sábado, 16 de junio de 2018

TARTA DE NUECES Y CACAO SIN GLUTEN

Era una ocasión especial, y toda ocasión especial requiere un sobreesfuerzo, un poco de carne en el asador, una sorpresa que marque la diferencia. Cuando estas cosas se tienen claras, una siempre se esfuerza en ir mas allá, en explorar nuevos terrenos y descubrir cosas nuevas, en este caso, con la decoración.

Es la primera vez que trabajo en la decoración de tartas con plantillas, y aunque reconozco que me falta depurar la técnica, tiempo al tiempo, me ha encantado el resultado. ¿No creéis que viste mucho una mesa de café con una tarta decorada con motivos florales? A mis invitados les ha encantado, y por supuesto, a él.

Felicidades, cariño.



Ingredientes:

*Para el bizcocho:

  • 4 huevos L
  • 120 g de azúcar moreno de caña
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado
  • Una pizca de sal
  • 200 g de harina de arroz
  • 15 g de maicena
  • 1 cucharada pequeña de café soluble (opcional)
  • 25 g de cacao puro en polvo
  • 100 g de nueces molidas
  • 100 g de aceite de girasol
  • 100 g de leche 
  • 2 cucharadas pequeñas de levadura postres



* Para el relleno:
  • 150 g de nueces molidas
  • 90 g de harina de arroz
  • 150 g de mantequilla
  • 375 g de leche entera
  • 120 g de azúcar moreno de caña
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado

* Para la cobertura:

  • 120 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar glass
  • 220 g de queso cremoso
  • Aroma de vainilla



Procedimiento:

  1. Para hacer el bizcocho; Batimos los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que se integre el azúcar. Añadimos la leche, el aceite y seguimos batiendo hasta que se vuelvan a integrar los ingredientes. Finalmente incorporamos las harinas, las nueces molidas, el cacao puro en polvo, el café soluble y la levadura y volvemos a mezclar hasta conseguir una masa cremosa homogénea. Vertemos en un molde desmontable de 20 cm de diámetro y metemos al horno precalentado a180ºC arriba y abajo durante 35-40 min. (Pinchamos con una varilla y si sale limpio es que estará listo) Desmoldamos y dejamos enfriar en rejilla.
  2. Mientras, nos ponemos con el relleno; En una sartén tostamos las nueces molidas junto con la harina de arroz, vertemos el conjunto en un cazo, añadimos el azúcar moreno, el azúcar vainillado, la mantequilla y la leche y dejamos cocer sin dejar de remover hasta que la mezcla espese y quede firme. Reservamos en un recipiente tapado con film hasta que se enfríe.
  3. Dividimos el bizcocho en 4 bases o partes y vamos rellenando con la crema de nueces cada piso, la superficie y todo el contorno de la tarta. Metemos en el frigorífico para que coja consistencia.
  4. Mientras nos ponemos con la buttercream que a la vez formará parte de la decoración de la tarta; batimos la mantequilla con el azúcar glass hasta que se integre, incorporamos el queso cremoso, aroma de vainilla y volvemos a batir hasta conseguir una crema lisa y homogénea. Metemos la crema 15-20 min. en el frigorífico para que coja consistencia y la podamos aplicar bien a nuestra tarta.
  5. Para decorar, cogemos una parte de la crema y teñimos con una gota de colorante marrón. Apartamos. Cubrir toda la tarta con la crema blanca y volvemos a meter en el frigorífico para que coja consistencia y podamos decorar con la crema de color. Yo he usado una plantilla con unos dibujos ornamentales, después he aplicado encima la crema de color, quité la plantilla y queda marcado el dibujo en la tarta. Con la crema de color que sobra hice unas rosetas en la superficie y coroné con bolas cubiertas con chocolate... A disfrutarla...!


domingo, 27 de mayo de 2018

TARTA PIRÁMIDE DE ALMENDRA Y MASCARPONE SIN GLUTEN

27 de Mayo, Día Nacional del Celiaco: Hoy es un día para poner la mirada en todos aquellos que viven Sin Gluten. Así es, como otras reivindicaciones y realidades que necesitan un cambio, una llamada de atención pública que ponga una problemática en la prensa, los celiacos también tienen su día.

Hoy la prensa está llena de noticias de actos y celebraciones, de los casos de personas anónimas que viven Sin Gluten, de datos sobre la intolerancia, de comparaciones de precios con otros tipos de producto… es día de “hacer justicia”…

Pero detrás de cada día conmemorativo siempre hay una injusticia… La injusticia de reducir a un solo día algo que sucede a diario, algo que mañana seguirá existiendo, porque como decía un slogan: “Los celiacos no entienden de modas (ni de días), comen Sin Gluten SIEMPRE”.

Por eso, aquí queremos seguir haciendo lo que hacemos siempre, regalaros un Deseo Sin Gluten de esos que ayudan a olvidar las injusticias… Una plancha de bizcocho cortada a tiras de diferente anchura hasta formar una pirámide de capas con relleno de queso mascarpone y cubierta por crocante de almendra… es mucho más fácil de lo que parece.

Ahora sí, con este Deseo Sin Gluten sobre la mesa, ya puedo decir: Feliz Día del Celiaco 2018.



Ingredientes:

* Para la base de bizcocho:
  • 4 huevos L
  • 90 g de azúcar 
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • 100 g de harina de arroz
  • Pizca de sal
* Para el relleno de mascarpone:
  • 240 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 280 g azúcar glass
  • 400 g de queso Mascarpone
  • Aroma vainilla (opcional)
* Para cubrir toda la superficie de la tarta:
  • 150 g de almendra en cubitos



Procedimiento:
  1. Hacemos la plancha de bizcocho, en un bol amplio montamos los huevos con el azúcar, azúcar vainillado y la pizca de sal hasta que doblen el volumen y blanqueen. (Debe quedar una crema densa y espumosa, es la clave para conseguir un bizcocho muy esponjoso). Incorporamos la harina de arroz y mezclamos con cuidado y movimientos envolventes hasta que se integre. Vertemos la crema en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, estiramos con una paleta de silicona y formamos un rectángulo de 40x26 cm más o menos. Metemos en el horno precalentado a 180ºC arriba y abajo y cocemos durante 15 min. Dejamos enfriar en rejilla.
  2. Mientras, nos ponemos con el relleno, en un bol amplio, batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glass hasta que se integre. Añadimos el queso Mascarpone (Sin el suero), unas gotas de aroma de vainilla y volvemos a batir hasta conseguir una crema homogénea y lisa. Reservamos en el frigorífico.
  3. Para montar nuestra Tarta Pirámide, dividimos la plancha de bizcocho a lo largo en 5 partes, de 10 cm, 8 cm, 6 cm, 4 cm y 2 cm. 
  4. En la bandeja donde la vayamos a servir, ponemos papel de hornear y colocamos la base de bizcocho de 10 cm, cubrimos con crema de Mascarpone, colocamos encima y centrada la base de bizcocho de 8 cm, volvemos a cubrir con crema de Mascarpone, colocamos encima y centrada la base de bizcocho de 6 cm, rellenamos con crema de Mascarpone, alisamos y colocamos encima la base de bizcocho de 4 cm, volvemos a rellenar con crema, alisamos y colocamos encima y centrada la última base de bizcocho de 2 cm rellenamos toda la superficie y todos los laterales de la tarta con crema de Mascarpone y metemos en el frigorífico para que coja consistencia.
  5. Mientras, en una sartén, tostamos la almendra en cubitos hasta que coja un bonito color tostado. Dejamos enfriar y cubrimos con paciencia toda superficie de la pirámide y a disfrutarla...!





miércoles, 16 de mayo de 2018

TARTA DE MANZANA CHEESE CAKE CON CANELA SIN GLUTEN

Mi marido me dijo una vez que uno de los mejores recuerdos que tenía de su infancia era la tarta de manzana de los domingos. Dice que desde entonces ha probado muchas cosas, pero que tiene mucho “cariño” a ese sabor sencillo. ¿Se puede tener cariño a un sabor? ¿Lo habéis pensado alguna vez? Yo creo que sí, sobre todo cuando un sabor está asociado a los buenos momentos de una vida.

Desde que lo sé, en numerosas ocasiones le he regalado tartas de manzana de los tipos más diversos, sé que no puedo fallar con esta receta. Hoy espero el veredicto de esta nueva versión que incorpora otras de sus 2 pasiones: el queso y la canela. ¿No creéis que tengo todas las papeletas para triunfar? ;-)


Ingredientes:

 * Para la base de galleta:

  • 1 huevo L
  • 60 g de azúcar vainillado
  • Pizca de sal
  • 50 g de aceite de girasol
  • 100 g de harina Belbake
  • 100 g de harina de arroz
  • 60 g de coco rallado

* Para el bizcocho:
  • 3 manzanas
  • 50 g de queso cremoso
  • 1 Yogur natural azucarado
  • 3 huevos L
  • 150 g de azúcar blanca o morena
  • 1 cucharada pequeña de levadura postres
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 3 cucharadas soperas de aceite de girasol
  • 200 g de harina de arroz
  • 50 g de almendra molida



Procedimiento:
  1. Precalentar el horno a 180° C arriba y abajo
  2. Untamos con mantequilla y espolvoreamos con harina de arroz un molde de tartaletas desmontable de unos 22 cm.
  3. Empezamos haciendo la base de galleta; En un bol mediano, ponemos el huevo, el azúcar y batimos bien con unas varillas manuales, seguido incorporamos el aceite de girasol y volvemos a batir hasta que se integre. Finalmente agregamos las harinas, el coco rallado y amasamos hasta conseguir una masa homogénea muy manejable. 
  4. Estiramos con rodillo y cubrimos la base del molde y reservamos.
  5. Aparte lavamos muy bien las manzanas, las pelamos y reservamos las cáscaras.
  6. Descorazonamos las manzanas y troceamos en gajos finos. Reservamos.
  7. En un recipiente alto,vertemos las cáscaras de las manzanas, el yogurt, el queso crema, los huevos, el aceite de girasol, el azúcar y con la batidora de brazo batimos bien hasta conseguir una crema homogénea.
  8. Vertemos la crema en un bol amplio e incorporamos las harinas, la almendra molida, la canela y la levadura. Mezclamos bien con unas varillas manuales hasta que quede todo integrado. Añadimos los gajos de manzana que tenemos reservado, volvemos a mezclar para que queden bien repartidas por toda la masa.
  9. Vertemos todo el conjunto en el molde, alisamos la superficie (Me sobró un poco de masa de galleta y con corta pastas hice unas flores para decorar la superficie de la tarta).
  10. Metemos al horno precalentado a 180°C arriba y abajo durante 45-50 min o hasta que esté dorada.
  11. Dejar enfriar y disfrutarla...!

Nota: Podéis hacer la receta de bizcocho sin hacer la base de galleta, queda también muy rica. En la receta de la base de galleta, podéis usar toda la cantidad de harina de arroz o hacer vuestras variaciones, seguro que os quedará genial...!



lunes, 30 de abril de 2018

TARTA TIRAMISÚ SIN GLUTEN

El tiramisú, un clásico entre los clásicos, es posiblemente uno de los postres mas consumidos y codiciados en la actualidad. Pero, a estas alturas, ¿cómo podía una receta así no estar todavía en este recetario online para nuestro disfrute? No es la primera vez que me pasa, en cualquier caso, no tiene explicación posible…

Capas sólidas de bizcocho bañadas en café con licor, alternadas con capas de crema de queso mascarpone y presentadas con cobertura de cacao espolvoreado. Este postre frío es sin duda uno de esos grandes inventos que los italianos aportaron al mundo, y desde ahora, además, es un nuevo Deseo Sin Gluten pensado para aquellos que buscan disfrutar de esos placeres de la vida que entran por el paladar. ¡¡¡Uummmm!!! Mil gracias, Italia…


Ingredientes:

* Para el bizcocho genovés:
  • 4 huevos L 
  • 100 g de azúcar moreno de caña o Panela
  • 100 g de harina de arroz
  • Pizca de sal
* Para el relleno:
  • 500 g de queso Mascarpone
  • 130 g de azúcar
  • 50 ml de agua
  • 4 yemas de huevo
* Para el almíbar de café:
  • 300 ml de café descafeinado azucarado.
* Para decorar:
  • Chocolate para rallar
  • Cacao puro en polvo


Procedimiento:
  1. Para hacer el bizcocho Genovés: Batimos los huevos con el azúcar moreno o Panela y la pizca de sal hasta que doblen el volumen y blanqueen, seguido incorporamos la harina de arroz con movimientos envolventes para que no se bajen y sea una crema esponjosa. Vertemos la masa en un molde desmontable de 20 cm de diámetro y cocemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 20- 25 min. o hasta que esté cuajado. Dejamos enfriar en rejilla.
  2. Para hacer el relleno: En un cazo pequeño ponemos a hervir durante unos 5 min. el azúcar con el agua para hacer un almíbar. Apartamos.
  3. Aparte, en un bol amplio, empezamos a batir con varillas eléctricas, las yemas de huevo y vamos incorporando el almíbar todavía caliente a las yemas en forma de hilo y sin dejar de batir hasta conseguir una crema espumosa, clara y hayan montado bien.
  4. Aparte, en otro bol, trabajamos el queso Mascarpone para ponerlo blando, se lo vamos añadiendo a la crema de yemas con cuidado y que quede bien mezclado. Tapamos con film transparente y metemos en el frigorífico hasta que la vayamos a usar.
  5. Para montar la tarta: Dividimos el bizcocho en tres partes o bases. Ponemos la primera base dentro del molde desmontable donde hemos horneado el bizcocho, cubriendo los laterales y la base con papel de hornear. Calamos con el café azucarado, vertemos una parte de la crema de Mascarpone, alisamos la superficie, espolvoreamos con chocolate rallado y colocamos la siguiente base. Volvemos a calar con el café, vertemos otra parte de crema de Mascarpone, alisamos la superficie y espolvoreamos con chocolate rallado. Finalmente, colocamos encima la última base de bizcocho, calamos con café, vertemos otra parte de crema de Mascarpone, alisamos la superficie y espolvoreamos con chocolate rallado. 
  6. Decoramos la tarta, haciendo pequeños montoncitos de crema de Mascarpone y espolvoreamos con cacao puro en polvo.
  7. Meter en el congelador para que coja consistencia. 
  8. Desmoldamos, dejamos descongelar del todo y servir.



domingo, 15 de abril de 2018

PASTELITOS RELLENOS CON NATA DE COCO SIN GLUTEN

Por muchos años que pasen, siempre sucede en la cocina que una utiliza un día un ingrediente nuevo y ante los resultados se pregunta: ¿por qué no lo había probado hasta ahora? Son ingredientes que ya conocemos, que están ahí, pero a veces por comodidad, a veces por falta de conocimiento sobre sus posibilidades, decidimos no arriesgar con ellos.

Es la primera vez que sustituyo en un pastelito la nata animal por una nata de coco y os aseguro que ha sido todo un descubrimiento. La textura cremosa y su sabor característico han convertido a estos pastelitos de chocolate rellenos en un Deseo Sin Gluten "Top 10" en mi casa.

¿Y vosotr@s, ya habíais utilizado esta nata vegetal antes? Me encantaría conocer vuestras recetas.


 Ingredientes:

* Para el bizcocho:

  • 4 huevos L
  • 90 g de azúcar 
  • 100 g de harina de arroz
  • Pizca de sal


* Para el relleno:
  • 1 Lata de leche o jugo de coco con al menos 80% de coco, yo uso de la marca Carrefour, que tiene 87%.
  • 4 cucharadas de azúcar glass
  • Aroma de vainilla



* Para la cobertura:
  • Chocolate fondant blanco
  • Chocolate fondant negro



Procedimiento:
  1. Metemos la lata de jugo de coco en el frigorífico la noche anterior.
  2. Montamos los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que doblen el volumen y blanqueen, incorporamos la harina de arroz y mezclamos con movimientos envolventes para que no se bajen. 
  3. Vertemos en una bandeja rectangular de 38x26 cm con papel de hornear, alisamos la superficie y cocemos con el horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 15 min. Dejamos enfriar en rejilla.
  4. Abrimos la lata, cogemos con cuidado toda la "Nata" que está en la superficie sin mezclarlo con el agua que queda en el fondo de la lata.
  5. En un bol, batimos con las varillas eléctricas la nata de coco, el azúcar glass y el aroma hasta conseguir una crema un poco espesa parecida a la nata montada.
  6. Dividimos en dos partes la plancha de bizcocho, podemos calar con un poco de almíbar ligero y untamos una de las partes con la nata de coco, cubrimos con la otra parte de bizcocho y volvemos a untar todos los laterales para que todo quede bien relleno.
  7. Metemos en el congelador media hora, para poder hacer las porciones con cortes más limpios.
  8. Dividimos la tarta en porciones, yo la he dividido en 15 pastelitos.
  9. Derretimos el chocolate al baño María, (yo mezclé mitad de cada uno para que no fuera tan oscuro y de sabor tan intenso.)
  10. Cubrimos cada pastelito con el chocolate y decoramos con hilos de chocolate blanco derretido.


miércoles, 28 de marzo de 2018

GALLETAS NIDO SIN GLUTEN

Todo alrededor de la Semana Santa se remonta a una tradición: la gastronomía también. Tras las tradicionales torrijas, hoy os presento una de esas recetas que despiertan la ilusión de los más pequeños.

Conejos y huevos decorados de Pascua, simbología rescatada de tradiciones que simbolizan la fertilidad y la llegada de la primavera, son parte de estas fechas.

Pero hay pocas cosas que representen la fertilidad y el origen de la vida mejor que un nido repleto de huevos. ¿Verdad que es una imagen preciosa y llena de ternura? Para un niño es además algo tentador, más aún si el nido es de galleta y los huevos de chocolate ;-) ¡Feliz Semana Santa!


Ingredientes:
  • 150 g de Mix C Schär
  • 50 g de harina de arroz integral
  • 70 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar glass
  • 1 huevo
  • Pizca de sal
  • 100 g de chocolate fondant. (Yo usé mitad blanco y mitad fondant)
  • Huevos pecosos de chocolate para la decoración.



Procedimiento:
  1. Batimos la mantequilla a punto pomada con el azúcar glass.
  2. Añadimos el huevo, la pizca de sal y seguimos batiendo hasta que se incorporen.
  3. Aparte, tamizamos las harinas y se la vamos agregando hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos. (Podéis usar un poco de Maicena o harina si fuese necesario, yo sí la puse.)
  4. En un prensador de ajos, (yo uso uno de plástico con una tuerca y a medida que vas apretando, va saliendo la masa de las galletas en forma de hilos) colocamos pequeñas porciones de masa, la dejamos caer en la bandeja del horno preparada con papel de hornear y le damos forma redonda. Con un tapón de corcho aplanamos el centro, que será donde irán colocados los huevos de chocolate para la decoración.
  5. Una vez que tengamos todos los "nidos" hechos, metemos la bandeja del horno en el frigorífico para que endurezcan. 
  6. Mientras, precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo.
  7. Cuando esté el horno a esa temperatura, metemos la bandeja y cocemos los nidos durante 12-15 min. o hasta que estén dorados. Hay que tener cuidado porque cogen color muy rápido.
  8. Sacamos y dejamos enfriar en rejilla.
  9. Mientras, derretimos los chocolates al baño María. 
  10. Rellenamos con una cucharadita pequeña de chocolate en cada hueco de las galletas "nido" y colocamos tres huevos de chocolate encima. Dejamos que solidifique el chocolate y así no se moverán los huevos pecosos.





domingo, 25 de marzo de 2018

TORRIJAS SIN GLUTEN

Lo prometido es deuda: aquí tenéis el pan de hace unos días convertido en deliciosas “Torrijas Gluten Free”, listas para dar un toque de dulzor tradicional a nuestra Semana Santa.

Algo debe tener esta sencilla receta para haber sobrevivido al paso del tiempo. Esta elaboración europea tiene referencias bibliográficas en numerosos países a lo largo de la historia.

Pan, leche, huevo, vino, miel, aceite … tal vez sean sus ingredientes básicos, casi siempre disponibles en todas las culturas, el motivo de que la receta haya viajado, de generación en generación, a lo largo de los siglos…

En cualquier caso, hay que reconocerlo, estas que hoy os presento tienen ese plus que nosotros siempre vamos buscando: son, además, un Deseo Sin Gluten hecho para la ocasión. ¡Feliz Semana Santa y buen provecho!


Ingredientes:

  • 1/2 litro de leche entera
  • 2 ramas de canela
  • Cáscara de limón y de naranja
  • 100 g de azúcar
  • 6 rebanadas de pan gruesas
  • 2 huevos L
  • 1 cucharada de azúcar vainillado
  • Aceite para freír 
  • Miel 
  • 2 cucharadas de agua


Procedimiento:

  1. Calentamos la leche sin que llegue a hervir junto con las ramas de canela troceadas, el azúcar, la cáscara de limón y de naranja. Tapamos y dejamos infusionar.
  2. Aparte colocamos las rebanadas de pan en una bandeja honda, las cubrimos con la leche colada y caliente. Dejamos que se empapen bien durante unos minutos, dándole la vuelta para que se cubra por los dos lados. (Yo las pincho con un tenedor para que la leche caliente cubra bien las rebanadas.)
  3. Una vez que estén bien empapadas, las colocamos en una rejilla con un plato debajo para que escurra la leche sobrante.
  4. Mientras, en un recipiente batimos los huevos con el azúcar vainillado.
  5. Aparte, ponemos a calentar el aceite para freír.
  6. Para terminar de hacer las torrijas, cogemos una a una, las pasamos por el huevo batido y las freímos en el aceite no demasiado caliente. Las vamos colocando en un plato con papel absorbente.
  7. Aparte, en un plato hondo, mezclamos la miel con las cucharadas de agua y bañamos nuestras torrijas ó espolvorear con una mezcla de azúcar y canela en polvo.