Un blog dedicado a mi hijo...


lunes, 30 de abril de 2018

TARTA TIRAMISÚ SIN GLUTEN

El tiramisú, un clásico entre los clásicos, es posiblemente uno de los postres mas consumidos y codiciados en la actualidad. Pero, a estas alturas, ¿cómo podía una receta así no estar todavía en este recetario online para nuestro disfrute? No es la primera vez que me pasa, en cualquier caso, no tiene explicación posible…

Capas sólidas de bizcocho bañadas en café con licor, alternadas con capas de crema de queso mascarpone y presentadas con cobertura de cacao espolvoreado. Este postre frío es sin duda uno de esos grandes inventos que los italianos aportaron al mundo, y desde ahora, además, es un nuevo Deseo Sin Gluten pensado para aquellos que buscan disfrutar de esos placeres de la vida que entran por el paladar. ¡¡¡Uummmm!!! Mil gracias, Italia…


Ingredientes:

* Para el bizcocho genovés:
  • 4 huevos L 
  • 100 g de azúcar moreno de caña o Panela
  • 100 g de harina de arroz
  • Pizca de sal
* Para el relleno:
  • 500 g de queso Mascarpone
  • 130 g de azúcar
  • 50 ml de agua
  • 4 yemas de huevo
* Para el almíbar de café:
  • 300 ml de café descafeinado azucarado.
* Para decorar:
  • Chocolate para rallar
  • Cacao puro en polvo


Procedimiento:
  1. Para hacer el bizcocho Genovés: Batimos los huevos con el azúcar moreno o Panela y la pizca de sal hasta que doblen el volumen y blanqueen, seguido incorporamos la harina de arroz con movimientos envolventes para que no se bajen y sea una crema esponjosa. Vertemos la masa en un molde desmontable de 20 cm de diámetro y cocemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 20- 25 min. o hasta que esté cuajado. Dejamos enfriar en rejilla.
  2. Para hacer el relleno: En un cazo pequeño ponemos a hervir durante unos 5 min. el azúcar con el agua para hacer un almíbar. Apartamos.
  3. Aparte, en un bol amplio, empezamos a batir con varillas eléctricas, las yemas de huevo y vamos incorporando el almíbar todavía caliente a las yemas en forma de hilo y sin dejar de batir hasta conseguir una crema espumosa, clara y hayan montado bien.
  4. Aparte, en otro bol, trabajamos el queso Mascarpone para ponerlo blando, se lo vamos añadiendo a la crema de yemas con cuidado y que quede bien mezclado. Tapamos con film transparente y metemos en el frigorífico hasta que la vayamos a usar.
  5. Para montar la tarta: Dividimos el bizcocho en tres partes o bases. Ponemos la primera base dentro del molde desmontable donde hemos horneado el bizcocho, cubriendo los laterales y la base con papel de hornear. Calamos con el café azucarado, vertemos una parte de la crema de Mascarpone, alisamos la superficie, espolvoreamos con chocolate rallado y colocamos la siguiente base. Volvemos a calar con el café, vertemos otra parte de crema de Mascarpone, alisamos la superficie y espolvoreamos con chocolate rallado. Finalmente, colocamos encima la última base de bizcocho, calamos con café, vertemos otra parte de crema de Mascarpone, alisamos la superficie y espolvoreamos con chocolate rallado. 
  6. Decoramos la tarta, haciendo pequeños montoncitos de crema de Mascarpone y espolvoreamos con cacao puro en polvo.
  7. Meter en el congelador para que coja consistencia. 
  8. Desmoldamos, dejamos descongelar del todo y servir.



domingo, 15 de abril de 2018

PASTELITOS RELLENOS CON NATA DE COCO SIN GLUTEN

Por muchos años que pasen, siempre sucede en la cocina que una utiliza un día un ingrediente nuevo y ante los resultados se pregunta: ¿por qué no lo había probado hasta ahora? Son ingredientes que ya conocemos, que están ahí, pero a veces por comodidad, a veces por falta de conocimiento sobre sus posibilidades, decidimos no arriesgar con ellos.

Es la primera vez que sustituyo en un pastelito la nata animal por una nata de coco y os aseguro que ha sido todo un descubrimiento. La textura cremosa y su sabor característico han convertido a estos pastelitos de chocolate rellenos en un Deseo Sin Gluten "Top 10" en mi casa.

¿Y vosotr@s, ya habíais utilizado esta nata vegetal antes? Me encantaría conocer vuestras recetas.


 Ingredientes:

* Para el bizcocho:

  • 4 huevos L
  • 90 g de azúcar 
  • 100 g de harina de arroz
  • Pizca de sal


* Para el relleno:
  • 1 Lata de leche o jugo de coco con al menos 80% de coco, yo uso de la marca Carrefour, que tiene 87%.
  • 4 cucharadas de azúcar glass
  • Aroma de vainilla



* Para la cobertura:
  • Chocolate fondant blanco
  • Chocolate fondant negro



Procedimiento:
  1. Metemos la lata de jugo de coco en el frigorífico la noche anterior.
  2. Montamos los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que doblen el volumen y blanqueen, incorporamos la harina de arroz y mezclamos con movimientos envolventes para que no se bajen. 
  3. Vertemos en una bandeja rectangular de 38x26 cm con papel de hornear, alisamos la superficie y cocemos con el horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 15 min. Dejamos enfriar en rejilla.
  4. Abrimos la lata, cogemos con cuidado toda la "Nata" que está en la superficie sin mezclarlo con el agua que queda en el fondo de la lata.
  5. En un bol, batimos con las varillas eléctricas la nata de coco, el azúcar glass y el aroma hasta conseguir una crema un poco espesa parecida a la nata montada.
  6. Dividimos en dos partes la plancha de bizcocho, podemos calar con un poco de almíbar ligero y untamos una de las partes con la nata de coco, cubrimos con la otra parte de bizcocho y volvemos a untar todos los laterales para que todo quede bien relleno.
  7. Metemos en el congelador media hora, para poder hacer las porciones con cortes más limpios.
  8. Dividimos la tarta en porciones, yo la he dividido en 15 pastelitos.
  9. Derretimos el chocolate al baño María, (yo mezclé mitad de cada uno para que no fuera tan oscuro y de sabor tan intenso.)
  10. Cubrimos cada pastelito con el chocolate y decoramos con hilos de chocolate blanco derretido.