Un blog dedicado a mi hijo...


viernes, 29 de enero de 2016

ROSQUILLAS DE ANÍS GLASEADAS SIN LACTOSA Y SIN GLUTEN

Esta de hoy es una receta para amantes de los sabores tradicionales, para los que prefieren la repostería sencilla de toda la vida. Esta vez, además, estas rosquillas de anís glaseadas Sin Gluten son aptas para intolerantes a la lactosa.

Sin gluten, sin lactosa, sin mantequilla ni manteca... Este es un buen ejemplo de cómo lo tradicional puede adaptarse a las necesidades específicas de todos aquellos que deben comer de una manera, sin tener que renunciar a sus dulces Deseos.



Ingredientes:

  • 200 g de almidón de mandioca dulce
  • 100 g de almidón de patata
  • 60 g de harina fina de maíz
  • 40 g de harina de trigo sarraceno
  • 3 huevos
  • 1/2 cucharada pequeña de anís molido
  • 100 g de aceite de girasol
  • 2 cucharadas pequeñas de levadura en polvo
  • 100 g de azúcar
  • 100 g de azúcar glass para el glaseado
  • Pizca de sal
  • Pizca de bicarbonato.


Procedimiento:
  1. En un bol grande, batimos con varillas eléctricas 2 huevos con el azúcar y con el anís molido. A continuación añadimos el aceite de girasol sin dejar de batir hasta que se integre.
  2. Aparte, en otro bol, tamizamos las harinas mezcladas con la levadura, la sal, el bicarbonato y vertemos en el centro la mezcla de huevos. Amasamos hasta conseguir una masa muy manejable y que no se nos pegue a las manos.(Añadir un poco de harina si hiciera falta).
  3. Precalentar el horno a 180ºC arriba y abajo
  4. Hacemos las rosquillas cogiendo porciones de masa, formamos un cilindro de unos 20 cm de largo y 1 cm de ancho más o menos, doblamos a la mitad, entrelazamos y unimos los extremos. Así con toda la masa. Colocamos las rosquillas en la bandeja del horno preparada con papel de hornear y separadas entre sí.
  5. Pintamos las rosquillas con la yema del huevo restante batida con unas gotas de agua (Reservamos la clara para el glaseado)
  6. Metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 25 min. Sacamos del horno y dejamos enfriar del todo.
  7. Mantenemos el horno encendido a 50ºC.
  8. Para el glaseado, batimos con las varillas eléctricas la clara que tenemos reservada con el azúcar glass hasta que espese y vamos mojando la superficie de cada rosquilla.
  9. Volvemos a colocar las rosquillas ya glaseadas en la bandeja y metemos al horno a 50ºC arriba y abajo durante 10 minutos más o menos, hasta que el glaseado esté seco.





4 comentarios:

Lourdes Santos dijo...

Hace muuucho que no las hago!!! Con eso de que quiero hacer cosas diferentes para el blog pues me olvido de os básicos que tanto gustan a los mios. Las voy a repetir que los pobres se merecen mi atención.
Y de paso repaso la receta que tu la has evolucionado mucho con una mezcla de harinas muy buena.
Bssss

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

Tienen una pinta buenísima esas rosquillas, está muy bien que adaptéis las recetas sin gluten.
besos,

Deseos Sin Gluten dijo...

Hola Lourdes, a mi me pasa parecido, cuando hago una receta que gusta mucho en casa, me suelen decir que se las haga más veces, pero siempre veo otras diferentes y que adaptar a nuestro mundillo sin gluten...!

Prueba ésta mezcla de harinas y me cuentas...!

Besotes Yolanda.

Deseos Sin Gluten dijo...

Muchas gracias Carmen, mi peque llevaba algún tiempo pidiéndome rosquillas y me decidí por éstas glaseadas... así que no me queda otra que adaptarla...! Encantado quedó cuando llegó a casa y se las tenía listas...!

Besotes Yolanda