Un blog dedicado a mi hijo...


domingo, 27 de mayo de 2018

TARTA PIRÁMIDE DE ALMENDRA Y MASCARPONE SIN GLUTEN

27 de Mayo, Día Nacional del Celiaco: Hoy es un día para poner la mirada en todos aquellos que viven Sin Gluten. Así es, como otras reivindicaciones y realidades que necesitan un cambio, una llamada de atención pública que ponga una problemática en la prensa, los celiacos también tienen su día.

Hoy la prensa está llena de noticias de actos y celebraciones, de los casos de personas anónimas que viven Sin Gluten, de datos sobre la intolerancia, de comparaciones de precios con otros tipos de producto… es día de “hacer justicia”…

Pero detrás de cada día conmemorativo siempre hay una injusticia… La injusticia de reducir a un solo día algo que sucede a diario, algo que mañana seguirá existiendo, porque como decía un slogan: “Los celiacos no entienden de modas (ni de días), comen Sin Gluten SIEMPRE”.

Por eso, aquí queremos seguir haciendo lo que hacemos siempre, regalaros un Deseo Sin Gluten de esos que ayudan a olvidar las injusticias… Una plancha de bizcocho cortada a tiras de diferente anchura hasta formar una pirámide de capas con relleno de queso mascarpone y cubierta por crocante de almendra… es mucho más fácil de lo que parece.

Ahora sí, con este Deseo Sin Gluten sobre la mesa, ya puedo decir: Feliz Día del Celiaco 2018.



Ingredientes:

* Para la base de bizcocho:
  • 4 huevos L
  • 90 g de azúcar 
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • 100 g de harina de arroz
  • Pizca de sal
* Para el relleno de mascarpone:
  • 240 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 280 g azúcar glass
  • 400 g de queso Mascarpone
  • Aroma vainilla (opcional)
* Para cubrir toda la superficie de la tarta:
  • 150 g de almendra en cubitos



Procedimiento:
  1. Hacemos la plancha de bizcocho, en un bol amplio montamos los huevos con el azúcar, azúcar vainillado y la pizca de sal hasta que doblen el volumen y blanqueen. (Debe quedar una crema densa y espumosa, es la clave para conseguir un bizcocho muy esponjoso). Incorporamos la harina de arroz y mezclamos con cuidado y movimientos envolventes hasta que se integre. Vertemos la crema en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, estiramos con una paleta de silicona y formamos un rectángulo de 40x26 cm más o menos. Metemos en el horno precalentado a 180ºC arriba y abajo y cocemos durante 15 min. Dejamos enfriar en rejilla.
  2. Mientras, nos ponemos con el relleno, en un bol amplio, batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glass hasta que se integre. Añadimos el queso Mascarpone (Sin el suero), unas gotas de aroma de vainilla y volvemos a batir hasta conseguir una crema homogénea y lisa. Reservamos en el frigorífico.
  3. Para montar nuestra Tarta Pirámide, dividimos la plancha de bizcocho a lo largo en 5 partes, de 10 cm, 8 cm, 6 cm, 4 cm y 2 cm. 
  4. En la bandeja donde la vayamos a servir, ponemos papel de hornear y colocamos la base de bizcocho de 10 cm, cubrimos con crema de Mascarpone, colocamos encima y centrada la base de bizcocho de 8 cm, volvemos a cubrir con crema de Mascarpone, colocamos encima y centrada la base de bizcocho de 6 cm, rellenamos con crema de Mascarpone, alisamos y colocamos encima la base de bizcocho de 4 cm, volvemos a rellenar con crema, alisamos y colocamos encima y centrada la última base de bizcocho de 2 cm rellenamos toda la superficie y todos los laterales de la tarta con crema de Mascarpone y metemos en el frigorífico para que coja consistencia.
  5. Mientras, en una sartén, tostamos la almendra en cubitos hasta que coja un bonito color tostado. Dejamos enfriar y cubrimos con paciencia toda superficie de la pirámide y a disfrutarla...!





2 comentarios:

Mj Salla dijo...

Hola, me ha gustado mucho tu tarta, se ve esponjosa y suave. Yo también hice hace unos años su primer pastel a un niño celiaco hijo de unos amigos y se lo que se siente al verles la carita comiendo el pastel. Besos.

Deseos Sin Gluten dijo...

Hola Mj, así es, y la satisfacción que sentiste cuando hiciste feliz al niño... y a sus padres... con el simple hecho de "querer" hacerlo... y seguro que al pequeño no se le olvidará jamás ese "detalle" por tu parte...!...

Muchas gracias por tus comentarios...

Besotes Yolanda