Un blog dedicado a mi hijo...


miércoles, 22 de febrero de 2017

BOLLOS SUIZOS O MEDIAS NOCHES SIN GLUTEN


“Medias noches”… no me negareis que es curioso el nombre de este bollito que en España conocemos como “bollito suizo” y en Suiza conocen como “bollo español”. Hay quien dice que un famoso café de Madrid (Café Suizo) donde se preparaban unos deliciosos pudiera ser el origen de este embrollo de nombres…
En cualquier caso, cuando se tiene entre las manos este tierno bollito de leche, cuando se aprieta entre los dedos para percibir su esponjosidad, cuando se huele y se saborea… ¿A quién le importa como pueda llegar a llamarse en realidad? En esos momentos está claro que es un suculento Deseo Sin Gluten... y después, todo lo que queramos...

Al final del post, os dejo un pequeño vídeo de lo tiernos que quedan...!



Ingredientes:

  • 450 g de harina panificable Belbake
  • 50 g de harina de garbanzos o trigo sarraceno
  • 400 ml de leche
  • 50 g de mantequilla 
  • 80 g de azúcar moreno de caña
  • 2 huevos
  • 1 sobre de levadura seca de pan
  • pizca de sal
  • 1 cucharada sopera de canela molida
  • 2 cucharadas de lecitina de soja molida 
  • 50 ml de ron 


Procedimiento:
  1. Primero disolvemos la lecitina de soja molida en el ron.
  2. En el bol de la amasadora, mezclamos primero, la leche, 1 huevo ligeramente batido y la mantequilla derretida y fría. ( yo lo mezclo con varilla manual en el bol de la amasadora)
  3. Incorporamos las harinas, la levadura, la canela molida y finalmente la lecitina disuelta en el ron. Amasamos a velocidad media durante 12-15 min.
  4. Sacamos la masa del bol de la amasadora y metemos en un bol grande y un poco aceitado, tapamos y dejamos levar en frío de un día para otro.
  5. Al día siguiente, sacamos la masa a temperatura ambiente para que se atempere, (yo lo dejo una hora más o menos). En la mesa de trabajo un poco aceitada, amasamos, ( con las manos aceitadas) formamos los bollitos de unos 60 g cada uno y los colocamos en la bandeja del horno con papel de hornear.
  6. Dejamos levar en sitio cálido y cerrado, (yo precaliento el horno a 40ºC durante 5 min. lo apago y meto los bollos a levar) durante 20-30 min. hasta que doble el volumen.
  7. Una vez hayan levado,sacamos y precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo.
  8. Pintamos con el huevo batido, metemos al horno precalentado a 200ºC arriba y abajo y cocemos durante 12-15 min. ó hasta que estén dorados.
  9. Dejar enfriar en rejilla, partirlos a la mitad y rellenarlos de nata montada. Espolvorear azúcar glass para decorar.




video

lunes, 13 de febrero de 2017

CARLOTA DE ARROZ INFLADO CON MOUSSE DE TURRÓN SIN GLUTEN (SIN HORNO)


Mañana es Día de San Valentín, ya sabéis, y el amor mueve montañas… de regalos…

Soy de las que creen que el amor no es cosa que se pueda demostrar en un día, que este tipo de celebraciones no demuestran nada que no haya demostrado ya el día a día.

Sin embargo, sí creo en los nuevos comienzos, en días en los que decidimos empezar a cambiar cosas, a demostrar que todo puede ir a mejor, que mañana, todo es posible…

Penséis de la manera que penséis, tened siempre presentes que el amor no entiende de días y que mañana, también mañana, un Deseo Sin Gluten hecho con mucho amor puede servir para demostrar que la llama sigue viva ;-)




 Ingredientes:

* Para la base:

  • 150 g de arroz inflado con chocolate sin gluten
  • 150 g de esponjitas de chuches, (yo las hice caseras)
  • 25 g de mantequilla

* Para el relleno:
  • 100 gr de turrón blando
  • 200 ml de nata para montar
  • 1 huevo
  • Pizca de sal
  • 50 ml de leche
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • Frambuesas y nata montada para decorar.



Procedimiento:

  1. Para hacer la base; Preparamos primero un aro para tartas de 20 cm y el cazo donde vamos a hacer la masa untados de mantequilla. (Yo pongo el aro en un plato, unto de mantequilla y forro la base y los laterales del molde con papel de hornear para que se desmolde sin problemas cuando hayamos terminado la tarta)
  2. Derretimos las esponjitas junto con la mantequilla a fuego lento para que no se quemen, cuando se haya derretido completamente, incorporamos el arroz inflado y mezclamos para que quede bien impregnado, con rapidez antes de que se enfríe la crema . Vertemos en una lámina de papel de horno o de silicona, con las manos untadas de aceite, cogemos porciones y hacemos la base y los laterales de la tarta, aquí la rapidez es importante, porque mientras esté templada la masa se moldea mejor. Una vez formada la base, metemos en el frigorífico para que solidifique completamente.
  3. Nos ponemos con el relleno; Troceamos el turrón hasta que esté bien desmenuzado.
  4. Aparte, montamos la nata y apartamos. En un bol limpio, montamos la clara de huevo con la pizca de sal y reservamos.
  5. Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría, mientras, en un cazo calentamos la leche, la yema de huevo y el azúcar a fuego medio sin llegar a hervir, incorporamos la gelatina hidratada y escurrida, mezclamos hasta que se disuelva completamente y justo después, añadimos el turrón desmenuzado que tenemos reservado, cocemos y mezclamos bien hasta conseguir una crema lisa y homogénea. Apartamos.
  6. Una vez que la crema de turrón haya perdido temperatura, incorporamos la nata montada con cuidado y con movimientos envolventes para que no se baje.
  7. Finalmente, añadimos la clara de huevo montada a punto de nieve, con movimientos envolventes, igual que la nata, para que no se baje. Vertemos la mousse de turrón en el molde que tenemos reservado , alisamos la superficie y metemos en el frigorífico hasta que solidifique del todo.
  8. Montamos un poco de nata, hacemos unos rosetones y colocamos unas frambuesas para decorar.
Nota: Si la queréis hacer más grande, sólo tenéis que doblar los ingredientes.





jueves, 2 de febrero de 2017

GALLETAS DE CAPUCHINO SIN GLUTEN

Una vez leí una frase que quedó en mi memoria para siempre, tal vez por creer en ella, por sentirla como un sentimiento propio. Decía así: “la felicidad es un café contigo”.

Esta frase, donde el café es protagonista, habla también de las buenas compañías, de amor, de compartir, de rituales, de buenos momentos en la vida, siempre impregnados con perfume a café, como si de un ingrediente imprescindible se tratase …

Sólo los amantes del café me entenderán cuando afirmo que está galleta de capuchino es un Deseo Sin Gluten de esos que te hacen valorar lo mejor de la vida, porque a veces, “all we need is coffe” (todo lo que necesitamos es café).


Ingredientes:

  • 250 g de harina de arroz
  • 100 g de azúcar moreno de caña
  • 190 g de mantequilla ablandada
  • 2 cucharaditas de café soluble descafeinado
  • 1 cucharada de agua caliente
  • 1 huevo
  • Pizca de sal
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado
  • Pizca de goma xantana (Opcional)Yo no lo puse
  • 180 g de chocolate blanco para decorar 
  • Cacao puro en polvo para decorar



 Procedimiento:

  1. En un recipiente pequeño, disolvemos el café soluble en la cucharada de agua caliente. Batimos la mantequilla con el azúcar moreno y el azúcar vainillado en el bol de la amasadora con el accesorio de mariposa, o, con la batidora de varillas eléctricas,o, robot de cocina, hasta conseguir una crema homogénea, incorporamos el huevo y el café disuelto. Batimos hasta que se haya integrado.
  2. Tamizamos la harina con la goma xantana, la pizca de sal, se la incorporamos a la mezcla de mantequilla y amasar hasta que se integren todos los ingredientes. Tapamos con film y dejamos reposar en el frigorífico mínimo 2 horas, (yo hice la masa por la tarde y la deje reposar toda la noche.)
  3. Precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo.
  4. Estiramos la masa, formamos las galletas de unos 6-7 cm y las colocamos en la bandeja del horno con papel de hornear. Volvemos a meter en el frigorífico para que endurezcan antes de cocerlas, mientras, se precalienta el horno unos 15-20 min.
  5. Metemos en el horno precalentado a 200ºC durante 10-12 min.o hasta que se doren.
  6. Dejamos reposar en la misma bandeja unos 5-10 min. y las pasamos a una rejilla para que se enfríen del todo.
  7. Derretimos el chocolate al baño María, decoramos las galletas con el revés de una cuchara pequeña y espolvoreamos con cacao puro en polvo. 
  8. Dejamos que cuaje el chocolate y a disfrutarlas!