Un blog dedicado a mi hijo...


jueves, 20 de julio de 2017

MOON CAKES SIN LÁCTEOS,SIN HUEVO Y SIN GLUTEN

Los apasionados por la repostería saben que no hay nada como descubrir un nuevo ingrediente, un nuevo sabor, una nueva textura o un nuevo artilugio... para seguir disfrutando del proceso de experimentación constante en el que nos movemos a diario.

Hace unos días, por sorpresa de mi marido, recibí en casa la pequeña prensa necesaria para hacer los Pasteles Luna, un pequeño dulce típico de China y adaptado en otros muchos países de Oriente con enormes posibilidades a la hora de experimentar. Esas posibilidades radican fundamentalmente en las múltiples combinaciones entre las 2 partes imprescindibles del dulce: el relleno, denso y dulce, y la crujiente corteza exterior que les da la forma y la consistencia.

Sabores de Oriente en múltiples combinaciones, atrapados en una decorativa forma, un bocado lleno de incógnitas y sensaciones, ahora, también, Sin Gluten.


Ingredientes:

* Para el relleno:
  • 125 g de almendras molidas
  • 50 g de avellanas tostadas
  • 50 g de azúcar 
  • 20 ml de agua
  • 2 cucharadas pequeñas de cacao puro en polvo
* Para la masa exterior:
  • 100 g de Mix C Schär
  • 50 g de harina de arroz
  • 30 g de aceite de girasol
  • 90 g de Golden Syrup *


Procedimiento:

  1. Primero hacemos la masa del relleno; Trituramos las avellanas hasta quedar bien molidas, mezclamos con la almendra molida y apartamos ( Podéis usar los frutos secos que más os gusten). En un cazo pequeño vertemos el agua, el azúcar y cocemos hasta que se haya disuelto. Dejamos templar un poco, incorporamos la mezcla de almendra y amasamos hasta conseguir una pasta moldeable. Dividimos en dos y a una de las partes le añadimos el cacao puro en polvo, mezclamos hasta que esté homogéneo. (Yo añadí una cucharada sopera de azúcar glass junto con el cacao puro en polvo para compensar el amargor del cacao).
  2. Una vez que tengamos hecha la masa de relleno, pesamos y hacemos unas 10 o 12 bolitas de unos 20 g cada una. Reservamos.
  3. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo
  4. Para hacer la masa exterior; En un bol amplio mezclamos el aceite con el Golden Syrup, incorporamos las harinas tamizadas y amasamos hasta conseguir una masa muy manejable que no se nos pegue a las manos. Pesamos y formamos 10 o 12 bolitas de unos 20 g cada una. 
  5. Para formar nuestros pasteles de Luna, estiramos con las manos cada bolita de masa exterior y envolvemos completamente cada bolita de relleno, volvemos a bolear para que quede una bola bien formada. ( Este paso os lo enseño en un pequeño vídeo al final del post ), introducimos cada bola en el molde, apretamos y sacamos el pastelito de Luna formado. Colocamos en la bandeja del horno con papel de hornear. Pincelamos con yema de huevo batida con una pizca de agua. ( Para los que no pueden usar huevo prescindir de él) Meter al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 10-12 min o hasta que estén dorados. Sacamos y dejamos enfriar en rejilla. Guardar en recipiente hermético.

Nota: El Golden Syrup es un almíbar espeso que podéis encontrar en tiendas de reposteria, lo podéis hacer casero, también podéis usar miel o azúcar invertido al tener una textura muy similar. (Yo tenía Golden Syrup en casa y la he usado en ésta receta, las otras opciones es cuestión de probarlas... )

La receta de la masa exterior la cogí del blog larecetadelafelicidad.com y la adapté a sin gluten.







                                    

miércoles, 5 de julio de 2017

TARTA HELADA DE CANELA Y FRUTOS DEL BOSQUE SIN GLUTEN

Como viene siendo habitual en mi casa, cada verano intento combinar recetas frescas con nuevos sabores para conseguir helados que nos hagan más llevadero éstos días de calor que estamos pasando... 

Ya os he comentado en otras ocasiones, que en casa probamos diversas variantes de polos hechos de fruta natural triturada, azúcar y yogurt o leche, pero la receta es tan básica que no merecen un post específico, simplemente escoged vuestra fruta preferida y congelar... son el aperitivo más refrescante y además, saludable.

Pero, por variar un poco, ha sido esta Tarta helada de canela y frutos del bosque, un sabor dulce contrastado con la acidez de los frutos rojos, el que se ha ganado uno de los mejores puestos entre los Deseos Sin Gluten en mi casa. 
Deliciosamente rico, cuando lo probéis, entenderéis por qué... 


 Ingredientes:

* Para la base:
  • 100 g de cereales o galletas trituradas
  • 40 g de mantequilla 
  • 1 cucharada de cacao puro polvo
  • 50 g de azúcar
*Para el helado de canela:
  • 1 palo de canela
  • 150 ml de leche entera
  • 250 ml de nata líquida para montar
  • 3 yemas de huevo
  • 50 ml de azúcar vainillado
* Para el helado de frutos del bosque:
  • 200 g de frutos del bosque congelados
  • 50 ml de zumo de naranja
  • 100 g de azúcar glass
  • 100 g de queso crema
  • 100 ml de leche entera
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado



 Procedimiento:

  1. Hacemos la base de galletas o cereales; En una sartén pequeña derretimos la mantequilla junto con el cacao y el azúcar, incorporamos las galletas o cereales triturados, mezclamos bien, forramos con la masa toda la base de un molde desmontable y metemos en el frigorífico para que endurezca.
  2. Para hacer el helado de canela; En un cazo ponemos a cocer la leche, la mitad de la nata y el palo de canela, llevamos a ebullición durante unos 5 min. apagamos el fuego, tapamos y dejamos que infusione. Aparte, batimos las yemas de huevo con el azúcar al baño María hasta conseguir una crema pálida y vamos añadiendo poco a poco la leche (sin el palo de canela) removiendo con unas varillas hasta que la crema haya espesado. Vertemos en un bol, tapamos y dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente y después metemos en el frigorífico para que enfríe totalmente.
  3. Una vez que la crema esté muy fría, montamos el resto de la nata a medio montar y se la incorporamos con movimientos envolventes hasta que esté totalmente integrada. Pasamos la crema obtenida en la heladora y dejamos hasta que haya mantecado, más o menos 2 horas. Vertemos el helado de canela en el molde que tenemos reservado en el frigorífico y alisamos la superficie. Guardar en el congelador y nos ponemos con el helado de frutos del bosque.
  4. Lavamos los frutos del bosque y escurrimos. Trituramos con el zumo de naranja y el azúcar glass, pasamos por un colador la pulpa obtenida para separar las semillas. Reservamos.
  5. Aparte, mezclamos el queso con la leche, el azúcar vainillado y llevamos a ebullición durante unos 5 min. Dejamos enfriar la crema de queso (bien fría) y mezclamos con el puré de frutos del bosque que teníamos reservado. Vertemos la crema de frutos del bosque sobre el helado de canela que teníamos reservado, alisamos la superficie y dejamos en el congelado hasta que endurezca del todo.
  6. Decoramos nuestra tarta helada de frutos del bosque con nata montada y frutos rojos.