Un blog dedicado a mi hijo...


miércoles, 31 de agosto de 2016

TARTA HELADA DE VAINILLA Y FRAMBUESAS SIN GLUTEN

A pesar de ser un mundo multicolor, si tuviera que elegir un solo color para asociarlo a la repostería, con toda probabilidad, sería el rosa.

Tal vez sea por la maquetación de muchos libros y webs, por la decoración de ciertas pastelerías, por los ambientes evocadores de tantos y tantos mundos fantásticos que conocimos en los cuentos infantiles, donde lo dulce y lo rosa siempre fueron asociados... Quién sabe, el caso es que el color rosa posee un tentador efecto sobre todos nosotros.

El Deseo Sin Gluten que hoy os presento aprovecha la fuerza evocadora de este color para hacerlo todavía mas deseable. Sin embargo, más allá de toda apariencia, matices como el sabor, el frescor del helado, el dulzor ácido de la frambuesa, en definitiva, todo ese mix de sensaciones ocultas, sólo será accesible a aquellos de vosotros que sucumbáis a tan apetecible tentación y os pongáis manos a la obra... porque estaréis conmigo en que toda vida necesita un poco de color rosa para ser plena.


Ingredientes:

* Para la base:
  • 200 g de chocolate con leche
  • 50 g de Corn Flakes sin gluten
* Para el helado:
  • 600 ml de leche entera
  • 600 ml de nata para montar
  • 120 g de azúcar
  • 50 g de azúcar glass
  • 1 vaina de vainilla o aroma de vainilla
  • 2 huevo L
  • 4 yemas
  • 600 g de frambuesas congeladas.



Procedimiento:

  1. Hacemos el helado: En un cazo vertemos la leche y la vaina de vainilla, cocemos casi a punto de hervir, apartamos del fuego y dejamos infusionar tapada. Retiramos la vainilla.
  2. Aparte batimos los huevos enteros con las yemas y el azúcar, hasta conseguir una crema blanquecina y cremosa. Seguido, incorporamos la leche poco a poco sin dejar de remover y volvemos a verter la crema que hemos obtenido al cazo y cocemos a fuego medio hasta que espese. Tapamos con film y dejamos enfriar totalmente.
  3. Montamos la nata y se la añadimos poco a poco con movimientos envolventes a la crema anterior ya fría, vertemos la mezcla en un recipiente con tapa y al congelador 1 hora. Batimos para romper los cristales de hielo y volvemos a congelar otra hora, batimos de nuevo y volvemos a congelar 1-2 horas más hasta que el helado esté firme. (Si tenemos heladera, una vez que tengamos el helado hecho, lo metemos en la máquina y seguimos las instrucciones de uso).
  4. Forramos la base de un molde desmontable de 22 cm. Fundimos el chocolate al baño María, apartamos y vertemos los cereales de maíz mezclándolo muy bien, extendemos en la base del molde bien repartido y presionando. Dejamos enfriar.
  5. Trituramos la mitad del helado de vainilla, para que quede cremoso y vertemos en el molde, bien repartido por toda la superficie y congelamos para que endurezca.
  6. Aparte, trituramos las frambuesas y colamos para apartar las semillas. Cogemos la mitad del puré y mezclamos con el azúcar glass, colocamos sobre el helado de vainilla y volvemos a meter en el congelador hasta que solidifique.
  7. Mezclamos y batimos el helado de vainilla restante con la otra mitad del puré de frambuesas, mezclamos bien, repartimos por toda la superficie de la tarta y metemos en el congelador hasta que endurezca. Decoramos con unas rosetas de helado y frambuesas.
Nota: Para hacer la receta más rápida y sencilla, podéis comprar el helado sin gluten, sin lactosa o el que más os guste y os quedará muy rica también.


martes, 23 de agosto de 2016

WHOOPIES DE CALABAZA ASADA SIN GLUTEN


Cada año, en estas fechas, tras la necesaria pausa estival, experimento la alegría de volver a empezar de nuevo con el que ya se ha convertido en unos de mis hobbies favoritos: elaborar nuestros Deseos Sin Gluten.

Entre tantas obligaciones, responsabilidades, todos necesitamos reservar un poco de nuestro tiempo para dedicar a aquello que sencillamente disfrutamos, porque necesitamos actividades, momentos en nuestras vidas, que nos hagan saborear nuestro día a día. Es necesario encontrar a nuestro alrededor esas pequeñas alegrías cotidianas, porque siempre hay algo que celebrar…

Estos whoppies de chocolate rellenos de crema de queso y calabaza asada son una buena manera de ponerse en marcha, de endulzar los tiempos de rutina que se avecinan. Compartirlos con mi familia significa celebrar lo mejor del día a día.


Ingredientes:

* Para los bizcochitos:

  • 280g de harina de arroz
  • 70 g de almidón de yuca
  • 40 g de cacao puro en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita y media de levadura química
  • 75 g de mantequilla en pomada
  • 60 g de azúcar moreno
  • 60 g de azúcar blanca
  • 1 huevo L
  • 250 ml de leche
* Para el relleno:
  • 200 g de queso crema
  • 80 g de puré de calabaza asada
  • 1 cucharadita pequeña de canela en polvo
  • Pizca de nuez moscada
  • 80 g de azúcar glass
  • 120 g de mantequilla en pomada


Procedimiento:
  1. Precalentamos el horno a 180ºC
  2. En un bol grande tamizamos las harinas junto con el cacao, añadimos la levadura, la sal y mezclamos.
  3. Aparte batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar y una pizca de aroma de vainilla o las semillas de una vaina de vainilla y añadimos el huevo sin dejar de batir hasta que se integre y nos quede una crema homogénea.
  4. Incorporamos la mezcla de harinas en tres veces alternando con la leche. ( Es decir, integramos un tercio de harina, a continuación un chorrito de leche, otra parte de harina, otra de leche y así hasta que se acaben). Metemos la masa que hemos obtenido en una manga pastelera con boquilla lisa redonda. 
  5. En la bandeja del horno preparada con papel de hornear, formamos montoncitos bien separados entre sí.
  6. Metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 10-12 min. Dejamos enfriar en rejilla.
  7. Para el relleno, batimos el queso crema, la mantequilla, el azúcar glass, el puré de calabaza asada, la canela y la nuez moscada, bien batido hasta que nos quede una crema untuosa y homogénea. Metemos el relleno en una manga pastelera de boquilla ancha y rellenamos nuestros Whoopies. Mantenerlos en el frigorífico para que la crema coja consistencia.


miércoles, 3 de agosto de 2016

TARTA DE QUESO AL CHOCOLATE SIN GLUTEN. (Sin Horno)

También en repostería, como casi todo en la vida, es inteligente adaptarse al medio, me explico: como ya os he dicho alguna vez, con la que está cayendo, se hace verdaderamente difícil sacar el valor suficiente para encender el horno, unos grados de más en la cocina convertirían mi hobby en un algo insoportable.

Adaptase en estos casos significa encontrar recetas en las que el frío, y no el calor, sean los artífices del proceso en la cocina. Esta tarta fría de queso y chocolate sobre una base de galleta es un claro ejemplo de cómo es posible seguir disfrutando de nuestras dulces tentaciones sin hacer de la experiencia un suplicio.

Adelante con ello, y que el calor nunca sea una excusa para renunciar a tus Deseos Sin Gluten...



Ingredientes:

* Para la base:
  • 275 g de galletas tipo Maria sin gluten. 
  • 125 g de mantequilla fundida
  • 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo Valor.
* Para el relleno:
  • 230 g de queso Mascarpone
  • 230 g de requesón, yo puse Philadelphia.
  • 100 g de azúcar vainillado
  • 400 g de nata para montar.
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • 85 g de chocolate con leche
  • Bolitas cubiertas con chocolate sin gluten para decorar. 


Procedimiento:

  1. Trituramos las galletas, mezclamos con el cacao, la mantequilla fundida y forramos la base y los laterales de un molde desmontable engrasado de 22 cm. Reservamos en el frigorífico para que endurezca y mientras hacemos el relleno.
  2. En un bol grande batimos los quesos con el azúcar hasta que quede una crema homogénea. Aparte, montamos la nata a punto suave y que nos quede cremosa. Reservamos. ( Podéis añadir más azúcar para los más golosos y añadir aroma de vainilla o limón )
  3. Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante 4-5 min. escurrimos y la derretimos en un poco de agua caliente.
  4. Cuando la gelatina se haya templado un poco, se la incorporamos con unas varillas manuales a la crema de queso con movimientos envolventes y añadimos la nata montada que tenemos reservada, mezclamos bien hasta conseguir una crema homogénea. Vertemos la mezcla en el molde que tenemos reservado y alisamos la superficie. 
  5. Fundimos el chocolate al baño María, ponemos puntos salteados de chocolate en la superficie de la tarta y con una brocheta hacemos círculos mezclando al azar. 
  6. Decoramos con las bolitas de cereales cubiertas con chocolate o con lo que más nos guste y metemos en el frigorífico para que solidifique mínimo 2 horas.