Un blog dedicado a mi hijo...


miércoles, 20 de julio de 2016

HELADO DE TOFFEE SIN GLUTEN

Como viene siendo habitual, cada verano suelo experimentar con nuevos sabores para conseguir helados que nos hagan más llevadero los cálidos tiempos que vivimos ... 

Este verano hemos probado diversas variantes de polos hechos de fruta natural triturada, azúcar y agua o leche, pero la receta es tan básica que no merecen un post específico, simplemente escoged vuestra fruta preferida y veréis, son el aperitivo más refrescante para los que buscan, además, algo saludable.

Sin embargo, ha sido el helado de toffee, una mezcla dulce de sabor a caramelo, el que se ha alzado con el primer puesto entre los Deseos Sin Gluten en nuestro particular ranking de verano en casa. Simplemente irresistible, cuando lo probéis, entenderéis por qué ...


Ingredientes:
  • 100 g de azúcar
  • 100 ml de leche condensada
  • 120 ml de leche 
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas soperas de azúcar vainillado
  • 300 ml de nata para montar.



Procedimiento:
  1. En una sartén derretimos el azúcar hasta que empiece a dorarse y añadimos la leche condensada, bajamos el fuego y removemos con unas varillas de silicona  hasta que se haya disuelto totalmente.
  2. Incorporamos la leche y cocemos a fuego lento unos 10 min. sin dejar de remover. Apartamos y dejamos enfriar un poco. Mientras montamos los huevos con el azúcar vainillado  hasta que doblen el volumen y sea una crema espesa y espumosa.
  3. Vertemos los huevos montados a la crema de caramelo anterior, mezclamos con cuidado, con movimientos envolventes y metemos en el congelador 1 hora.
  4. Montamos la nata a punto de nieve y se la incorporamos a la crema de caramelo con movimientos envolventes. Volvemos a meter en el congelador unas 4 horas removiendo de vez en cuando para romper los cristales de hielo, ó, si tenéis heladora, la podéis usar siguiendo las instrucciones de uso.
  5. Una vez tengamos el helado hecho, sacar bolas y decorar a gusto.






miércoles, 6 de julio de 2016

TARTA LOMBARDA DE CEREZAS SIN GLUTEN

Llevaba un tiempo sin publicar y es que, la verdad, me ha costado acercarme al horno, las temperaturas que sufrimos estos días no invitan a ello. Precisamente este calor hará que el tiempo de las cerezas pase pronto, aunque todavía tenía una receta pendiente, antes de que esta delicia natural dejara de verse por los mercados.

Todo tiene un por qué, por eso, cuando hace unos días me regalaron una caja de 2 Kg de picotas, sentí que ya no tenía excusas, que debía pasar a la acción, antes de que las cerezas se echaran a perder.

Empecé por hacer varios botes de mermelada de cereza, en casa nunca la habíamos probado, y una vez obtenido ese primer Deseo Sin Gluten, la mermelada, la usé como ingrediente principal para el relleno de una tarta que admite tantas variantes como tipos de mermelada existen: la tarta lombarda... Y creedme cuando os digo que fue entonces cuando obtuve el verdadero Deseo Sin Gluten que perseguía.



Ingredientes:

* Para la mermelada de cerezas:
  • 1 kg de cerezas lavadas y deshuesadas.
  • 300 g de azúcar
  • 200 g de azúcar moreno
  • Zumo de 1 limón
  • 1 cucharadita pequeña de agar-agar (opcional)
  • 1 vaina de vainilla
* Para la base:
  • 150 g de harina MixB Schär
  • 100 g de harina fina de maíz (Maicena)
  • 90 g de azúcar
  • 1 huevo
  • Pizca de sal
  • Pizca de goma xantana (opcional)
* Para el relleno:
  • 200 g de mermelada de cerezas
  • 1 cucharadita de licor de cerezas, el que más os guste.
  • Una yema mezclada con un chorrito de leche para pintar.


Procedimiento:
  1. Para hacer la mermelada, abrimos la vaina de vainilla a la mitad y raspamos con un cuchillo las semillas del interior. En un cazo amplio metemos todos los ingredientes de la mermelada, junto con las semillas de la vainilla y mezclamos bien, ponemos a fuego alto hasta que empiece a hervir y bajamos a fuego medio, dejamos cocer durante 20-25 min. removiendo de vez en cuando. Trituramos con la batidora con cuidado de no salpicar y metemos en tarros de cristal ya hervidos y limpios. Tapamos y colocamos boca abajo para que se haga el vacío. Dejamos enfriar del todo. (Yo hice la mermelada un día antes)
  2. Para la base de la tarta, en un bol mezclamos todos los ingredientes rápidamente hasta conseguir una masa homogénea. Tapamos con film y dejamos reposar en el frigorífico 1 hora. Estiramos con rodillo y forramos un molde desmontable de 26 cm con 2 tercios de la masa. (Quedar los bordes bajitos, como 1 dedo más o menos)
  3. Rellenamos la base con la mermelada de cerezas mezclada con el chorrito de licor.
  4. Con el resto de la masa, estiramos, sacamos tiras de 1 cm de ancho y las vamos colocando en la superficie de la tarta haciendo un enrejado. Metemos en el frigorífico la tarta ya formada durante 30 min. y mientras precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo.
  5. Pincelamos con la mezcla de yema y leche y metemos al horno precalentado a 200ºC arriba y abajo durante 20 min.
  6. Dejar enfriar y a disfrutarla.
NOTA: Para que la masa sea más manejable, le puse un chorrito más o menos como una cucharada sopera de leche junto a los demás ingredientes de la masa.