Un blog dedicado a mi hijo...


jueves, 31 de marzo de 2016

GALLETAS RELLENAS DE PRALINÉ DE PISTACHOS SIN GLUTEN

Tras unos días de merecido descanso, retomamos nuestro recetario Sin Gluten con una pequeña delicia. Por su reducido tamaño, estos bocaditos rellenos de praliné de pistacho son ideales para tomar entre horas o llevar fuera de casa, un remedio para superar cualquier "aprieto digestivo".

Me encantan estas recetas donde todo el esfuerzo se reduce a un bocado, donde el sabor se experimenta al completo. Además, me gusta pensar que la repostería en pequeñas dosis es siempre más saludable, aunque claro, como en todo, siempre dependerá del número de dosis que acabes consumiendo, porque a veces, más allá de nuestras saludables intenciones, dosificar resulta tan difícil...



Ingredientes:

* Para la masa:

  • 125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 90 g de azúcar
  • 1 huevo L
  • 2 yemas
  • 200 g de harina Mix C Schär
  • 50 g de harina de arroz.
  • 1 cucharada pequeña de levadura química



* Para el relleno de praliné de pistachos:
  • 100 g de pistachos pelados.
  • 120 g de azúcar
  • 30 g de agua
  • 1 1/2 cucharadita de canela en polvo.
  • Chocolate de cobertura para decorar.


Procedimiento:
  1. Primero hacemos el praliné de pistachos, en una sartén antiadherente ponemos a calentar el azúcar con el agua hasta que el azúcar se haya disuelto y tomado un tono tostado, añadimos los pistachos pelados y enteros, mezclamos con el caramelo con rapidez y extendemos la mezcla en un papel de horno en una sola capa hasta que se enfríe del todo. Una vez se haya endurecido, troceamos y metemos en el mixer de la batidora o en un robot potente y batimos a máxima potencia hasta conseguir una crema untuosa. Añadimos la canela, mezclamos y reservamos.
  2. Para la masa de galleta, en un bol batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, incorporamos el huevo, las yemas y seguimos batiendo. Mezclamos las harinas con la levadura se la añadimos a la crema anterior y amasamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos. ( Añadir un poco de más harina si fuese necesario ). Tapamos con film y dejamos reposar en el frigorífico una media hora.
  3. Para formar las galletas, cogemos porciones de masa de galleta le damos forma de círculo con las manos. Colocamos en el centro de cada círculo media cucharadita de crema de pistacho, cerramos formando una bola y después damos forma de óvalo. Colocamos las galletas en la bandeja del horno preparada con papel de hornear. Así con toda la masa. (A mí me han salido unas 40 galletas.) 
  4. Metemos la bandeja con las galletas formadas en el frigorífico hasta que el horno haya cogido la temperatura. ( Mas o menos 20 min.)
  5.  Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo.
  6. Horneamos las galletas con el horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 10 min. Sacamos y dejamos enfriar del todo.
  7. Para decorar, derretimos el chocolate de cobertura al baño María, metemos en una manga pastelera con boquilla redonda fina y le hacemos unas lineas aleatorias por toda la superficie de las galletas. Espolvorear pistacho troceado. Dejamos que endurezca el chocolate y listas.

jueves, 17 de marzo de 2016

WHOOPIES DE CACAHUETES CON CREMA DE PLÁTANO SIN GLUTEN

Hoy caminamos en la misma senda iniciada en el anterior post, dispuesta a seguir indagando en los particulares sabores que los diferentes frutos secos pueden aportar a la repostería. En esta ocasión, le ha tocado el turno al cacahuete. Estos deliciosos bocaditos rellenos de crema de plátano, con forma de macarons, conservan perfectamente el sabor del fruto.

Tras varias horneadas, he obtenido una gran cantidad de estos pequeños Deseos Sin Gluten que ya aguardan su momento idóneo en el congelador, aunque mis chicos lo saben y por lo que se ve, también les encantan fresquitos... y es que un bocado de estas dimensiones, siempre encuentra "numerosos momentos" a lo largo del día.


Ingredientes:

*Para la masa:

  • 200 g de harina de arroz
  • 120 g de crema de cacahuetes.
  • 50 g de harina fina de maíz
  • 60 g de mantequilla sin sal 
  • 60 g de margarina
  • 80 g de azúcar vainillado
  • 2 huevos
  • pizca de sal
  • 1 cucharadita pequeña de bicarbonato
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharada sopera de vinagre de manzana
  • 150 ml de leche 

* Para el relleno:
  • 1/2 plátano 
  • 1/2 cucharadita de zumo de limón
  • 100 g de azúcar glass
  • 80 g de mantequilla sin sal 


 Procedimiento:

  1. Lo primero que hacemos es la crema de cacahuetes que es muy simple, los pelamos y metemos en el mixer de la batidora o en un robot potente y batimos hasta conseguir la crema untuosa. Reservamos.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo.
  3. Aparte en un bol, batimos la mantequilla, la margarina, el azúcar, la crema de cacahuetes y la pizca de sal. Incorporamos los huevos de uno en uno (Hasta que no se haya integrado el primero no añadimos el siguiente).
  4. Aparte mezclamos las harinas con el bicarbonato y la levadura y por separado, el vinagre con la leche.
  5. Agregamos las dos mezclas, alternándolas, a la crema de mantequilla hasta que se acaben y mezclar hasta conseguir una masa homogénea. Llenamos una manga pastelera grande con boquilla redonda lisa de más o memos 1 cm.
  6. En la bandeja del horno con papel de hornear vamos haciendo montoncitos del mismo tamaño y separados entre sí porque crecen en la cocción. ( Yo necesité  hornear 3 bandejas )
  7. Metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 15 min. (Hacemos lo mismo con toda la masa) Dejamos enfriar del todo.
  8. Para el relleno, batimos la mantequilla. Trituramos el plátano y lo mezclamos con el zumo de limón, vamos añadiendo el azúcar glass poco a poco hasta que se integre sin dejar de remover y consigamos una masa homogénea y lisa. Metemos en una manga pastelera, poner un poco de relleno sobre una cara de la mitad de los whoopies y cubrimos con la otra mitad, hasta acabar con el relleno.
*NOTA: Es muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.


viernes, 11 de marzo de 2016

TARTA DE AVELLANAS SIN GLUTEN

Continuamos en la necesaria y provechosa labor de mirar hacia al mundo Con Gluten para descubrir cualquier Deseo adaptable a nuestro universo Sin Gluten...

Si tuviera que elegir un fruto seco en la repostería, ya os habréis dado cuenta a lo largo del tiempo, por su versatilidad, sería la almendra. Tal vez sea cuestión de que me siento más cómoda, de conocer mejor cómo se comporta, de haberla usado con más frecuencia.

Sin embargo, cada vez que experimento con otro fruto secos, cuando descubro nuevos matices en el sabor, nuevos olores, me doy cuenta de que tal vez me esté perdiendo algo, de que queda tanto por descubrir, por adaptar, por probar, cuando de frutos secos se trata. En el pastel que hoy os presento, le toca el turno a la avellana y os aseguro que, como a mí, no os dejará indiferente.



Ingredientes:

* Para la base:

  • 170 g de harina Farina de Schär
  • 25 g de coco rallado
  • 25 g de harina fina de maíz
  • 1/2 cucharadita pequeña de levadura química
  • 50 g de aceite de girasol
  • 1 huevo L
  • 60 g de azúcar vainillada 
  • 1 cucharada pequeña de vinagre de arroz o manzana.

* Para el relleno:
  • 300 g de leche condensada
  • 150 g de nata líquida 
  • 75 g de mantequilla sin sal
  • 120 g de avellanas tostadas
  • 1 cucharada pequeña de cacao puro en polvo
  • 1 cucharada pequeña de café soluble ( Descafeinado)


Procedimiento:
  1. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo.
  2. Para hacer la base, batimos el huevo junto con el azúcar con varillas manuales, cuando esté el azúcar integrada añadimos el aceite y volvemos a batir. Incorporamos las harinas, el coco rallado y la levadura, mezclamos y amasamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos.( Usar un poco más de harina si fuese necesario). 
  3. Estiramos con rodillo y cubrimos la base de un molde desmontable o de bordes bajos de unos 22 cm previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina para que no se pegue al hornear y sea más fácil el desmoldado. Metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo y cocemos durante 15 min o hasta que esté dorado. Dejamos enfriar y reservamos.
  4. Nos ponemos con el relleno, Triturar las avellanas. 
  5. Aparte en un cazo pequeño, ponemos la leche condensada, la nata, la mantequilla troceada y dejamos hervir sin dejar de remover durante 10-12 min. hasta que espese.
  6. Retiramos la mezcla y la dividimos en dos partes más o menos iguales en dos recipientes o cuencos, añadimos a una parte las avellanas trituradas y a la otra parte el cacao y el café soluble. Dejamos templar.
  7. Rellenamos la base que tenemos reservada primero con el relleno de avellanas alisando la superficie y encima la mitad de la crema de cacao, la otra mitad la usaremos con manga pastelera y boquilla rizada para decorar la tarta.
  8. Metemos en el frigorífico hasta que endurezca. Servir.


jueves, 3 de marzo de 2016

TARTA DE QUESO Y CHOCOLATE BLANCO CON ARÁNDANOS SIN GLUTEN

Hace ya algún tiempo os presenté la tradicional tarta de queso con base de galleta y mermelada de fresa, o de mermelada de arándanos. Después, quise también que conocierais otra variante en la que mezclaba el queso con el chocolate, optando por las fresas al natural, colocadas vistosamente sobre la tarta.

El Deseo Sin Gluten de hoy podría considerarse la tercera entrega de la saga "Tartas de Queso y fruta": nueva base de galletas, nueva mezcla de queso y chocolate blanco, decorada con compota y arándanos...

A continuación, el resultado. Os prometo que nadie podrá decir que segundas partes, o terceras, nunca fueron buenas.


Ingredientes:


* Para la base:

  • 170 g de harina Farina de Schär
  • 50 g de coco rallado
  • 50 g de aceite de girasol
  • 1 huevo
  • 95 g de azúcar vainillado
  • pizca de sal
  • 1 cucharada pequeña de levadura química
* Para el relleno:
  • 400 g de queso crema tipo Philadelphia
  • 200 g de queso Mascarpone
  • 100 g de azúcar
  • 50 g sirope de arce
  • 3 huevos L
  • 200 g de chocolate blanco
  • Chorrito de vino dulce Moscatel
  • Una bandeja de arándanos frescos (125 g) Para decorar
* Para la compota de arándanos:
  • 125 g de arándanos
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado
  • zumo de medio limón



Procedimiento:

  1. Precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo.
  2. Primero hacemos la base, en un bol montamos el huevo con el azúcar y la pizca de sal hasta que blanquee, incorporamos el aceite de girasol y seguimos batiendo hasta que se integre. ( Yo con varilla manual). Agregamos la harina junto con la levadura, el coco rallado y amasamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos. Estiramos con rodillo y cubrimos la base de un molde desmontable de 22 cm, pinchamos con un tenedor toda la masa y metemos al horno precalentado a 200ºC arriba y abajo durante 7-10 min. 
  3. Mientras nos ponemos con el relleno. Derretimos el chocolate blanco al baño María y apartamos para que se temple.
  4. En un recipiente grande, mezclamos los quesos, el azúcar, el sirope de arce, los huevos, el vino Moscatel hasta que quede una crema lisa y homogénea. Seguido, vamos incorporando poco a poco el chocolate derretido a la crema sin dejar de batir hasta que quede totalmente integrado.
  5. Vertemos el relleno en el molde y metemos al horno precalentado a 200ºC arriba y abajo durante 10 min. después bajamos la temperatura del horno a 130ºC arriba y abajo y dejamos cocer durante 1 hora y media más o hasta que esté cuajado. Sacamos del horno y dejamos enfriar del todo. Pintamos toda la superficie de la tarta con sirope de arce para darle brillo.
  6. Lavar los arándanos y colocarlos encima.
  7. Para hacer la compota, en un cazo pequeño ponemos todos los ingredientes y dejamos cocer hasta que el azúcar se haya disuelto más o menos 5-8 min.