Un blog dedicado a mi hijo...


lunes, 31 de agosto de 2015

PASTELITOS DE LIMÓN SIN GLUTEN

Ya estamos de nuevo en ruta... después de un verano en el que el calor no ha dado tregua, en el que las temperaturas no invitaban a arrimarse a los hornos y los helados han sido los únicos Deseos Sin Gluten "verdaderamente Deseados", con esta nueva receta de sabores contrastados pasamos de nuevo a la acción.

Estos pastelitos cítricos han sido uno de mis descubrimientos del verano y tenía gana de compartirlos con vosotros. Fríos y cortados a porciones, están concebidos para sorprender desde el primer bocado. Ya entenderéis por qué...


Ingredientes:

* Para la masa de galleta:
  • 150 g de harina de arroz 
  • 50 g de harina fina de maíz 
  • 150 g de mantequilla sin sal ablandada
  • 50 g de azúcar glass
  • Pizca de sal
* Para la crema de limón:
  • 150 g de zumo de limón
  • 200 g de azúcar
  • 50 g de harina fina de maíz
  • 70 g de harina de arroz
  • 4 huevos
  • ralladura de medio limón.

Procedimiento:
  1. Primero hacemos la masa, batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. Incorporamos las harinas mezcladas con la pizca de sal y amasamos hasta conseguir una masa uniforme y homogénea.
  2. Preparamos un molde cuadrado con papel de horno y estiramos la masa por toda la base y que quede uniforme.( El molde que he usado es cuadrado de unos 20-22 cm de lado)
  3. Metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo durante 30 min. o hasta que esté dorado. Dejamos enfriar del todo.
  4. Aparte, para hacer la crema de limón, en un bol grande batimos los huevos con el azúcar hasta que hayan doblado su volumen y estén espumosos.
  5. Añadimos el zumo, la ralladura de limón, las harinas y mezclamos con unas varillas para que no nos queden grumos.
  6. Vertemos la crema de limón sobre la base de galleta ya fría y volvemos a meter en el horno durante 35-40 min.
  7. Dejamos enfriar del todo, desmoldamos, cortamos en porciones cuadradas y espolvoreamos con azúcar glass toda la superficie. Servir.




miércoles, 12 de agosto de 2015

POLOS DE TÉ CON LIMÓN Y HIERBABUENA SIN GLUTEN


Hace unos días recibí en casa una QuéBox. Para los que aún no la conocéis, es una caja compuesta por una variedad de productos Sin Gluten que se envía bimensualmente a casa previa subscripción. 

Mientras la abría y colocaba la toda la selección de productos recibidos para compartir con vosotros esta foto, pensaba en la conversación que tuve hace unos meses con una amiga en una "chocolatada Sin Gluten". A los que vivís en sitios pequeños, seguro que os suena su historia. 

Toñi es de un pueblo de unos 1.000 habitantes y al menos una vez al mes, se desplaza a unos 50 Km con la única excusa de comprar a su hijo determinados productos a los que no puede acceder en su entorno cercano... todo sea por ampliar la oferta de productos permitidos a su pequeño. 

Al pensar en situaciones como la de mi amiga, no puedo sino poner en valor iniciativas como ésta, para mí, una buena manera de mantenerse al día de las novedades del mercado Sin Gluten, de probar sus nuevos productos, de conocer nuevas marcas, en definitiva, de ampliar nuestro repertorio culinario con comodidad, porque si algo nuevo sale al mercado, te llegará para que lo conozcas.



Hoy, como siempre, utilizo uno de los productos recibidos en la QuéBox para uno de mis Deseos Sin Gluten: un refrescante polo de té con limón y hierbabuena, una artillería necesaria para seguir combatiendo las temperaturas que nos acechan.


Ingredientes:

  • 4 limones pequeños sin piel ni pepitas
  • 180 g de azúcar
  • La piel de 1 limón (solo parte amarilla)
  • 3 filtros de infusión fría al limón (Hornimans)
  • 500 g de agua fría
  • 700 g de cubitos de hielo
  • Hojas de hierbabuena para aromatizar y decorar.
Procedimiento:
  1. En un recipiente alto, ponemos a infusionar el agua con los 3 filtros de té al limón y unas hojas de hierbabuena, dejamos 20-30 min en el frigorífico. Reservamos.
  2. En la batidora de vaso (Tipo americana) o robot de cocina potente, ponemos los limones pelados sin nada de blanco y sin pepitas junto con la ralladura de limón, el azúcar y batimos hasta que esté todo bien molido.
  3. Añadimos la infusión de té al limón ya colado (sin los filtros y sin las hojas de hierbabuena), los cubitos de hielo y batimos hasta que se haya formado un granizado.
  4. Vertemos en moldes para polos y metemos en el congelador hasta que endurezca del todo.

Nota: Si queda un poco líquido, podéis poner más cubitos de hielo y volvemos a batir hasta que esté granizado. También podéis variar el sabor usando té frío de frambuesas con 250 g de frambuesas congeladas, o de piña y coco... los hemos probado todos y están buenísimos...!