Un blog dedicado a mi hijo...


viernes, 10 de julio de 2015

SORBETE DE PIÑA Y COCO SIN LÁCTEOS, SIN HUEVO Y SIN GLUTEN

Pues por aquí sigo, como os decía, alejada de los hornos y lo más cerca posible del congelador, la única puerta que, con la que está cayendo, me apetece abrir.
Y cómo ya sabemos que "a grandes males, grandes remedios", a calores tropicales, soluciones culinarias tropicales, y es que ninguna imagen me resulta tan tropical como la de ver una fruta utilizada como vaso para presentar recetas elaboradas a partir de su propia carne.

Hoy me complace presentaos este delicioso sorbete helado de piña y coco, sin duda, un Deseo Sin Gluten "tropical" pensado para vencer a la ola de calor que nos envuelve. ¿Verdad que ahora todo parece más llevadero?


Ingredientes:
  • 1 piña grande
  • 35 g de coco rallado
  • 100 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 200 ml de agua
Procedimiento:
  1. Lavamos la piña, la secamos, cortamos la parte superior, vaciamos con un cuchillo (reservamos 1 o 2 rodajas de piña para la decoración), troceamos el resto de pulpa y pesamos 250-300 g. 
  2. Batimos con batidora de vaso, de mano o robot de cocina la pulpa de la piña junto con el coco rallado para hacer un puré homogéneo y reservamos en un bol en el frigorífico. Guardar la piña vaciada en el congelador hasta el momento de servir.
  3. Aparte, en un cazo, vertemos los 200 ml de agua con el azúcar y la vaina de vainilla, ponemos a fuego y dejar hervir unos 3-5 min. hasta que se haga un almíbar, añadimos las hojas de gelatina hidratadas en un poco de agua fría, mezclamos bien y dejamos enfriar. (Retiramos la vaina de vainilla)
  4. Mezclamos el almíbar con la pulpa de piña y coco, vertemos en un recipiente con tapa y metemos en el congelador. Cuando haya pasado 1 hora y media, removemos con un tenedor para romper los cristales de hielo y volvemos a meter en el congelador durante otra hora y media, este proceso los hacemos otra vez y dejamos congelar del todo. ( yo lo hice una tarde y lo dejé hasta el día siguiente)
  5. Sacamos el sorbete del congelador, lo metemos en la batidora de vaso y batimos hasta conseguir una textura cremosa y homogénea. Rellenamos la piña vaciada que teníamos reservada en el congelador. Para decorar cortamos las rodajas que teníamos reservadas y colocamos encima del sorbete. Servir

2 comentarios:

Diana dijo...

Que chulada! Me encanta, y el saborcito a piña y coco tiene qu estar bien rico.

Saludos

Deseos Sin Gluten dijo...

Hola Diana, si que está bien rico... sabe a piña colada pero sin alcohol... puedes probar también en añadir algo de licor... pero así esta muy bueno...!

Gracias por tus comentarios!
Besotes Yolanda